Mapa del sitio /  Acerca de Nosotros Publicidad  Ediciones anteriores  /  Buscador

¿Se está divorciando? Proteja su información financiera y personal

Por Jason Alderman

Ya hemos visto muchas advertencias en contra de la divulgación de la información personal o financiera a extraños, pero ¿qué sucede con su pareja, o ex pareja? Un estudio reciente realizado por McAfee reveló algunos resultados inquietantes:

- Si bien el 96 por ciento de los adultos encuestados confió a su pareja contraseñas, fotos íntimas y demás contenido personal, solo el 32 por ciento pidió a sus ex que borraran la información al terminar la relación.

- Una de cada cinco personas dijo que ingresa a la cuenta de Facebook de su pareja por lo menos una vez al mes.

- Un 30 por ciento admitió haber “ciber-acosado” a los/las “ex” de sus parejas en los medios sociales.

Dada la elevada tasa de divorcios y la frecuencia con la que los matrimonios terminan mal, no es descabellado pensar que un/a amante despechado/a pueda dañar gravemente su crédito y reputación. Si se está divorciando, aquí van algunas consideraciones legales, financieras y de privacidad importantes:

Si usted y su pareja están completamente de acuerdo sobre la división de los bienes y el pago de las deudas, tal vez puedan arreglarse con un kit de divorcio hogareño, aunque siempre es bueno que un abogado revise los formularios para asegurarse de que no se les haya pasado nada por alto.

Si su separación es más complicada pero relativamente amistosa, también pueden intentar un divorcio de común acuerdo, una mediación o un arbitraje:

- Divorcio de común acuerdo. Cada parte contrata a un abogado y los cuatro firman un acuerdo extrajudicial. Las partes deciden el acuerdo en lugar de tener que cumplir con la decisión de un juez.

- Mediación. Las partes tienen sus abogados pero contratan a un tercero mediador para dirimir las diferencias sobre cuestiones críticas. Los mediadores no tienen autoridad legal para dictar sentencia.

- Arbitraje. Es igual que la mediación, solo que el árbitro redacta y entrega un acuerdo vinculante que las partes deben cumplir.

Si la cuestión no se resuelve fuera de los tribunales, prepárese para pagar varios miles de dólares entre honorarios de abogados y costas judiciales. Pida referencias de abogados especialistas en divorcios.

También le convendrá pedir asesoramiento a un planificador financiero profesional para saber cómo dividir los bienes de manera equitativa y cómo calcular la manutención de los hijos, para asegurarse de tener los seguros correctos y para que le explique las implicancias de los planes del Seguro Social y de retiro.

Para proteger su situación crediticia, cierre las cuentas bancarias y tarjetas de crédito conjuntas y abra cuentas nuevas a su nombre; de lo contrario, si su ex tiene problemas económicos o quiere vengarse, podría acumular deudas en su nombre y arruinar su crédito. Si su ex se queda con la casa o el auto, asegúrese de retiren su nombre del préstamo para no tener ninguna responsabilidad si él o ella no lo paga.

Asegúrese de que todas las cuentas cerradas estén saldadas, aun cuando tenga que transferir saldos a sus cuentas nuevas y pagarlos de su bolsillo. Esto es porque los pagos tardíos o no realizados por cualquiera de las partes de una cuenta conjunta –abierta o cerrada– afectan las calificaciones crediticias de ambos.

Verifique sus informes crediticios antes, durante y después del divorcio para estar al tanto de todas las deudas pendientes y asegurarse de que todas las cuentas conjuntas se hayan cerrado correctamente. Las tres agencias crediticias más importantes, Equifax, Experian y TransUnion, no siempre listan las mismas cuentas en sus informes, por eso, para estar seguro, solicite informes a las tres.

Cambie todas las contraseñas, PINs y demás información que su ex pueda usar para acceder a sus dispositivos electrónicos y sus cuentas financieras, sociales y de correo electrónico. Y no publique ni envíe por correo electrónico información maliciosa o reveladora que pueda ser perjudicial para usted en el juicio.

En resumen: Divorciarse puede ser una experiencia dolorosa. No la empeore desprotegiendo sus propios intereses financieros.

 

No pierda el derecho de recibir devoluciones fiscales

Por Jason Alderman

¿Le resulta familiar esta situación? Hace unos años, sus ingresos anuales eran bastante bajos por lo que creyó que no debía pagar el impuesto a las ganancias. Por eso, cuando llegó el 15 de abril del año siguiente, ni se molestó en presentar su declaración fiscal porque sabía que no sería penalizado.

Grave error. Aun cuando sus ingresos estén por debajo del monto mínimo por el que se deben pagar impuestos, hay grandes chances de que se le hayan descontado impuestos de su sueldo a lo largo del año (revise su formulario W-2 de fin de año). Si es así, probablemente tenga una importante devolución fiscal por cobrar.

Y usted no es el único. El IRS calcula que, anualmente, casi un millón de personas no se molestan en presentar sus declaraciones fiscales, perdiendo su derecho a recibir cerca de $1.000 millones en devoluciones fiscales, devoluciones que promedian varios cientos de dólares por persona.

La buena noticia es que el IRS le da generalmente un plazo de tres años para presentar una declaración fiscal del año anterior si desea reclamar una devolución impaga. Por ejemplo, para cobrar una devolución correspondiente al año 2010, usted tiene hasta el 15 de abril de 2014 para presentar la declaración fiscal de 2010. Vencido ese plazo, el dinero pasa a ser propiedad del Departamento del Tesoro estadounidense.

Puede solicitar los formularios de las declaraciones fiscales del año pasado en www.irs.gov o llamando al 800-TAX-FORM (800-829-3676). Si le falta algún otro papel (ejemplo: formularios W-2 o 1099), deberá solicitar copias a su empleador, banco u otro pagador. Si no los consigue, presente el formulario 4506-T del IRS para solicitar una transcripción gratuita de la información contenida en estos formularios.

Tenga en cuenta que, si presenta el formulario para cobrar una devolución por sus impuestos de 2010 pero no ha presentado las declaraciones fiscales de 2011 y 2012, el IRS puede retener la devolución hasta que presente dichas declaraciones. Además, las devoluciones pasadas se aplicarán a las sumas que usted adeude al IRS o a su órgano fiscal estatal, y podrán ser usadas para pagar cuotas alimentarias impagas o deudas federales vencidas, como préstamos estudiantiles.

Otra buena razón para presentar la declaración fiscal del año anterior es el Crédito Fiscal por Ingresos (EITC, por su sigla en inglés). Si el motivo por el que no presentó su declaración fiscal fue que no tuvo tantos ingresos como para tener que pagar impuestos, podría haber accedido al EITC, un crédito fiscal “reembolsable” para contribuyentes con ingresos bajos a moderados. “Reembolsable” significa que, si adeuda menos impuestos que el crédito que le corresponde, no solo no paga impuestos sino que además le devuelven la diferencia.

A modo de ejemplo, para el año fiscal 2010, un matrimonio que presentó su declaración fiscal en forma conjunta, con tres o más hijos, cuyos ingresos brutos ajustados fueron inferiores a $48.263, pudo acceder a un EITC de hasta $5.666. Para ver cómo funciona el EITC y si usted puede acceder a él, consulte la página IRS.gov.

Para el resto de nosotros, el 15 de abril es el plazo para presentar nuestra declaración fiscal de 2013. Como mínimo, debería pedir una extensión del plazo para entonces; de lo contrario, la penalidad por los impuestos adeudados aumentará drásticamente.

En general, deberá pagar un recargo del 5 por ciento sobre los impuestos adeudados por cada mes parcial o completo de retraso, más los intereses, hasta una penalidad máxima del 25 por ciento. Pero, si presenta su declaración o solicitud de extensión de plazo, la penalidad será 10 veces menor, es decir 0.5 por ciento mensual, más los intereses.

En resumen: Si no ha presentado sus declaraciones fiscales de los últimos tres años, vuelva atrás y haga cuentas, podría tener la grata sorpresa de recibir una abultada devolución fiscal.

 

¿Por qué le rechazaron una transacción con su tarjeta de crédito?

Por Jason Alderman

A todos nos ha pasado alguna vez: Usted está disfrutando de una cena romántica en un buen restaurante, pero justo cuando están por irse, se acerca el mesero y le susurra algo al oído. “Me temo que su tarjeta ha sido rechazada”. Al diablo con el romanticismo.

Lo mismo puede ocurrir en el supermercado, al comprar por Internet o, lo que es peor, cuando está de viaje y no tiene otros medios de pago alternativos. ¿Por qué se rechazan las transacciones con tarjeta de crédito y qué puede hacer para evitarlo?

Los bancos y demás emisores de tarjetas de crédito han desarrollado complejos algoritmos que rastrean el comportamiento de las tarjetas de crédito y resaltan los patrones de uso inusuales que suelen asociarse a los robos de tarjetas o estafas.

Las “actividades inusuales” que llaman la atención de los emisores de tarjetas son:

- Si usted no suele usar mucho su tarjeta y repentinamente tiene varios cargos en un mismo día.

- Cuando se hacen varias compras en la misma tienda (o sitio web) con pocos minutos de diferencia entre una y otra.

- Cuando se hace una compra inusualmente grande como un electrodoméstico importante, un mueble o una joya. Avise al emisor de su tarjeta antes de realizar compras importantes.

- Cuando se hace una compra pequeña y luego otras más grandes. Los ladrones suelen probar para ver si no le rechazan una compra pequeña; si no se la rechazan, entonces comienzan a hacer compras mayores.

- Cuando se supera el límite de gasto diario. Algunas tarjetas limitan los cargos diarios incluso cuando se dispone de crédito suficiente.

- Cuando se hacen compras importantes fuera de su área geográfica.

- Cuando se hacen varias compras fuera de su ciudad en poco tiempo. Siempre hay que informar al emisor de la tarjeta cuando uno va a viajar.

- Cuando se hacen compras internacionales, ya sea por Internet o durante un viaje. De hecho, algunos emisores de tarjetas rechazan automáticamente las transacciones internacionales por su elevado riesgo potencial de fraude. Por eso, lea la póliza de su emisor antes de cualquier intento.

Otros de los disparadores más comunes de los rechazos de tarjetas de crédito son:

- Datos personales incorrectos o desactualizados. Por ejemplo, cuando le piden que ingrese su código postal en una gasolinera o estación de servicio. Siempre avise a su emisor cuando se mude.

- Además, asegúrese de no escribir mal su número de tarjeta, la fecha de vencimiento, el código de seguridad, la dirección u otros datos identificatorios.

- Tarjeta vencida. Verifique siempre la fecha de vencimiento de su tarjeta. Debería recibir una nueva varias semanas antes del vencimiento. Por lo general, se envía por correo en un sobre regular, así que tenga cuidado con lo que tira a la basura. Si la nueva tarjeta no le llega, contáctese con el emisor para asegurarse de que no haya sido robada.

- Se agotó el límite. Por el bien de su calificación crediticia, trate de mantener el índice de utilización de crédito (el crédito disponible dividido por la cantidad de uso) de sus tarjetas lo más bajo posible, lo ideal por debajo del 50 %, o incluso el 30 %.

- Se ha suspendido temporalmente el uso de su tarjeta, por ejemplo, por el alquiler de un automóvil o una reserva hotelera que le hace exceder su límite de crédito. Averigüe siempre si le suspenderán la tarjeta, por cuánto dinero y por cuánto tiempo, y téngalo en cuenta para calcular el saldo restante.

- No ha pagado algún resumen mensual. Los emisores de tarjetas pueden “perdonarlo” una o dos veces, dependiendo de su historial como cliente, pero eventualmente, si no paga ni siquiera el monto mínimo adeudado, probablemente le congelen la tarjeta.

- El titular de la tarjeta hizo cambios en la cuenta y olvidó comunicárselo a los demás usuarios autorizados. Por ejemplo, la ha denunciado como robada, ha bajado los límites de crédito o lo ha excluido de la cuenta.

Una última cosa: si su tarjeta es rechazada, no mate al mensajero, él solo está siguiendo instrucciones. Lo que debe hacer es llamar al emisor de la tarjeta y averiguar qué pasó. Más allá de la vergüenza, es bueno saber que alguien está tratando de asegurarse de que su tarjeta no esté siendo usada fraudulentamente.

 

Cuidado con las desventajas del Wi-Fi

Por Jason Alderman

¿Alguna vez ha notado la cantidad de personas que caminan por la calle inmersas en sus teléfonos y tabletas? Me gustaría que algún día se choquen con un poste de luz.

Si bien es fantástico poder acceder al correo electrónico, las redes sociales y las tiendas electrónicas en cualquier momento y lugar, esta comodidad es un tanto riesgosa, según Jennifer Fischer, la Directora de Americas Payment System Security, Visa Inc. “Si no somos extremadamente cautos con respecto al uso de redes seguras y contraseñas a prueba de hackers, cualquiera que esté sentado en la otra mesa -o al otro lado del mundo- podría estar observando cada uno de nuestros movimientos en línea y robarnos información personal y financiera valiosa de nuestro aparato”, dice Fischer.

“Hay dos potenciales peligros importantes con el uso del Wi-Fi”, explica Fischer. “El primero es usar una red no segura, como la de la mayoría de los lugares públicos. Conociendo un poco del tema y con las herramientas correctas, los ciberdelincuentes podrían espiar fácilmente lo que hacemos en línea”.

“El segundo peligro son las redes inalámbricas falsas que se entrometen en los lugares públicos que ofrecen Wi-Fi. Usted cree que está conectado a una red confiable, pero un delincuente cibernético ha interceptado su sesión y puede ver toda la información privada a la que accede o que ingresa”, afirma Fischer.

Al usar redes de Wi-Fi público, siempre tome las siguientes precauciones:

- Cambie las configuraciones predeterminadas de su laptop, teléfono o tableta para tener que seleccionar manualmente una red de Wi-Fi determinada, en lugar de que el aparato acepte automáticamente la señal más fuerte que encuentre.

- Evite las conexiones de red indicadas como “no seguras” (busque el ícono del “candado”). Pero, si debe conectarse a una red pública, evite los sitios web que le pidan ingresar su nombre de usuario o contraseña como las cuentas bancarias o el correo electrónico.

- Pregunte el nombre exacto de la clave de Wi-Fi del lugar, no se deje engañar por nombres similares.

- Solo envíe datos personales por Wi-Fi a sitios web encriptados (aquellos cuyas direcciones comienzan con “https” y muestren el ícono del candado). Para mayor seguridad, directamente evite realizar transacciones financieras a través de una conexión de Wi-Fi pública. Hágalo desde la red segura de su casa.

- Considere usar algún producto de red privada virtual (VPN) de terceros para encriptar su tráfico de internet.

- Actualice su software de protección contra virus y spyware regularmente, asegúrese de que los firewalls estén activados y descargue las actualizaciones del sistema operativo en cuanto reciba la notificación, ya sea para su computadora o su teléfono.

- Desactive el Wi-Fi de su aparato cuando no lo utiliza.

- Nunca deje una computadora sola con una sesión abierta y siempre cierre la sesión por completo al finalizar.

- Esté atento a los que puedan estar “husmeando” detrás suyo cuando ingresa su contraseña.

- Por último, cambie sus contraseñas regularmente y use contraseñas diferentes para cada sitio web al que ingrese. Use una combinación de letras, números y símbolos y evite usar palabras o frases comunes. Los expertos en seguridad recomiendan usar, como mínimo, 12 caracteres en lugar de los ocho caracteres mínimos que se suelen requerir.

El delito cibernético es un negocio en expansión. Según el Informe de Delitos Cibernéticos de Norton de 2012, el año pasado la cifra global llegó a $388 mil millones, más que lo generado a nivel mundial por el mercado negro de la marihuana, cocaína y heroína juntas. Estos delitos afectan a las personas, las pequeñas y grandes empresas, y a los gobiernos por igual.

Poder acceder a Internet en cualquier momento y lugar puede ser una gran comodidad y puede ahorrar mucho tiempo. Solo asegúrese de saber qué precauciones tomar cuando utilice redes de Wi-Fi públicas.

 

Cómo reemplazar documentos importantes

Por Jason Alderman

Si ha extraviado o le han robado la billetera, seguramente sabrá lo molesto que es tener que sacar otra licencia de conducir. El problema se multiplica cuando otros documentos importantes, como su pasaporte, certificado de nacimiento o los papeles de registro de su auto, se pierden o destruyen en un desastre natural. Sin una identificación apropiada, no se puede trabajar, comprar una casa, contratar un seguro ni hacer otras transacciones comunes.

Esta es una guía sobre cómo hacer copias o reemplazar muchos de los documentos más comunes: Certificados de nacimiento, defunción, matrimonio y divorcio. Estos registros son emitidos por los estados donde ocurrieron los hechos. El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades tiene un directorio muy útil con enlaces a distintos organismos de Estados Unidos y territorios, e incluye los costos y las instrucciones postales ( www.cdc.gov/nchs/w2w.htm ).

Pasaporte. Denuncie de inmediato el extravío o robo de pasaportes al Departamento de Estado de Estados Unidos llamando al 877-487-2778. Si el hecho ocurre fuera de Estados Unidos, contáctese con la Embajada o Consulado de Estados Unidos más cercano. Para más instrucciones, visite la página http://travel.state.gov/passport/lost/lost_848.html

Licencia de conducir, documentos de registro del automóvil. Para saber cómo reemplazar su licencia de conducir, el título de propiedad o los documentos de registro de su auto (que necesitará para hacer la transferencia cuando lo venda), o para acceder a otros servicios automotores, contáctese con el Departamento del Automotor. En el sitio web www.usa.gov/Topics/Motor-Vehicles.shtml  encontrará los enlaces a los Departamentos del Automotor de cada estado.

Tarjeta del Seguro Social. Hoy en día, tal vez no sea necesario reemplazar una tarjeta del Seguro Social extraviada. Si sabe el número de su Seguro Social, puede seguir cobrando los beneficios, conseguir empleo y solicitar beneficios y servicios del gobierno. Pero, si desea tener una tarjeta nueva, deberá reunir documentación que acredite su identidad y ciudadanía, y completar una solicitud ( www.ssa.gov/online/ss-5.pdf ); luego deberá enviar por correo o presentar personalmente la documentación en su oficina del Seguro Social local.

Registros del servicio militar. Los veteranos de guerra suelen necesitar copias de sus registros militares para poder acceder a los programas gubernamentales, incluyendo los beneficios de salud, retiro y educación. Usted (o un familiar inmediato, en caso de fallecimiento) puede solicitar una copia de sus registros a los Archivos Nacionales ( www.archives.gov/veterans ). Este sitio también contiene información sobre cómo reemplazar medallas y galardones militares extraviados.

Tarjeta de residencia. Si su tarjeta de residencia permanente en Estados Unidos (Green Card) es extraviada, robada o dañada, o si ha cambiado legalmente su nombre u otra información importante desde el momento en que fue emitida, puede solicitar una tarjeta nueva a los Servicios de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) completando el Formulario I-90 (disponible en http://www.uscis.gov ). Si se encuentra fuera de Estados Unidos y pierde su tarjeta de residencia, contáctese con el consulado estadounidense u oficina de USCIS antes de solicitar una nueva tarjeta por internet.

Tarjeta de Medicare. Para reemplazar una tarjeta de Medicare extraviada, robada o dañada, siga los pasos indicados en la página web https://secure.ssa.gov/apps6z/IMRC/main.html . Para reemplazar una tarjeta de Medicaid, contáctese con Medicaid ( www.medicaid.gov ).

Declaraciones fiscales. Si necesita copias fieles de declaraciones fiscales ya presentadas y procesadas (incluyendo los adjuntos), puede solicitarlas al IRS presentando el Formulario 4506 del IRS ( en www.irs.gov ). Se cobra un cargo de $57 por cada declaración que solicite. No obstante, antes de solicitar una copia fiel, averigüe si no es suficiente con una “transcripción de la declaración o de la cuenta fiscal”. Estas copias abreviadas se suelen aceptar para sacar préstamos de estudio o hipotecas, y son gratuitas. Para solicitar transcripciones, visite la página www.irs.gov/Individuals/Order-a-Transcript .

Certificados de estudios. Si necesita solicitar certificados de estudios secundarios o universitarios, lo mejor es contactarse con la oficina de registros o de servicios estudiantiles de la institución educativa para que le den las instrucciones.

Para más sugerencias, consulte “Replace Your Vital Documents” (Reemplazar documentos importantes) en www.USA.gov .

 

Esté preparado para los desastres naturales

Por Jason Alderman

Los desastres naturales son inevitables, imprevisibles y, por lo general, suceden sin previo aviso. Parece no haber parte del mundo que se salve, ya sean huracanes, terremotos, tornados, sequías o inundaciones. A pesar de que estas catástrofes no siempre puedan predecirse, a menudo se pueden predecir sus consecuencias, como pérdida de bienes, interrupción del servicio eléctrico o de agua, escasez de alimentos y provisiones u organizaciones de apoyo que no dan abasto.

El huracán Sandy y el devastador tornado de Oklahoma nos recordó porqué es tan importante crear un plan familiar para casos de desastres. Planificando con tiempo y sabiendo lo que podría necesitar en determinadas circunstancias, usted puede ahorrar mucho tiempo, dinero y problemas.

La Agencia Federal de Administración de Emergencias (FEMA) ofrece buenas sugerencias para desarrollar un plan de emergencia familiar, armar un kit de provisiones de emergencia, y aprender qué hacer antes, durante y después de una emergencia, hasta un plan para las mascotas de la familia. Visite el sitio web de FEMA www.fema.gov .

Una vez garantizada su seguridad física, inevitablemente tendrá que acceder a importantes registros financieros y legales, ya sea para presentar reclamos en la compañía de seguro, solicitar un préstamo o, simplemente, retirar dinero en efectivo. Tomar estas pocas medidas ahora, facilitará mucho el acceso a la información cuando llegue el momento:

Debería crear un registro con todos los números de cuentas, números telefónicos gratuitos para emergencias, información de contacto y demás claves de su banco, cuentas de tarjetas de crédito, préstamos, pólizas de seguro, servicios y otras cuentas importantes. Actualícela regularmente y guarde copias en lugares seguros y alejados, como en una caja fuerte o con algún amigo de confianza que viva en otra área. También puede enviarse por correo electrónico la lista a usted mismo en un archivo encriptado y protegido por contraseña, guardarla en un CD o pendrive, o usar un servicio de almacenamiento en nube como Dropbox que le permita acceder desde cualquier conexión a Internet.

Realice copias en PDF de sus declaraciones fiscales, pólizas de seguro y documentos legales y guárdelas en otro lugar en la misma forma descripta arriba, por si sus archivos o su computadora se destruyen en un incendio o inundación. Además, haga copias digitales de esas invaluables fotos familiares, documentos y recuerdos que el dinero no pueda reemplazar.

Documente sus bienes. Si alguna vez necesita presentar un reclamo ante una compañía de seguro o reclamar una deducción fiscal por algún bien perdido, robado o dañado, será mucho más fácil si tiene un inventario de todo lo que tiene, fotos o videos son, incluso, mejor.

Estas son algunas de las herramientas disponibles:

- El Libro de Siniestros, Robos y Pérdidas del IRS (Publicación 584 del IRS) incluye una hoja de cálculo para catalogar y calcular el valor de sus posesiones.

- El Instituto de Información de Seguros tiene una aplicación segura de inventario doméstico en línea que le permite acceder a su inventario hogareño en cualquier momento y desde cualquier lugar (www.iii.org).

- El sitio web de su compañía de seguro probablemente tenga un formulario de inventario para descargar.

Asegúrese de saber bien qué cubre y qué no cubre su póliza de seguro en caso de desastres naturales. Tal vez necesite cobertura adicional para los daños relacionados con huracanes, tornados, terremotos y otras condiciones climáticas. Además:

- Documente todos los daños con fotos o videos antes de comenzar la limpieza o las reparaciones.

- Lleve un registro de los gastos en que incurre para evitar otros daños, para el alojamiento temporario o para trasladar sus bienes a un lugar seguro, ya que tal vez su compañía de seguro se los reembolse.

- No se demore en presentar su reclamo, ya que las aseguradoras suelen pagar los reclamos por orden de presentación.

FEMA ofrece información sobre cómo obtener ayuda del gobierno antes, durante y después de un desastre en www.disasterassistance.gov .

En resumen: Desarrolle un plan familiar de emergencia ahora y asegúrese de que todos sepan qué hacer en caso de desastre.

 

Los plazos de pago de impuestos no son broma

Por Jason Alderman

El Congreso bien podría discutir sobre el techo de endeudamiento, la reforma tributaria y otros asuntos económicos importantes por la eternidad, pero una cosa es segura: si usted no paga sus impuestos sobre la renta, o por lo menos solicita una extensión, antes del 15 de abril, podría verse en graves problemas financieros. Es por eso que probablemente el IRS no da respiro con las multas que aplica sobre los impuestos adeudados, excepto que usted sea víctima de un desastre natural o, en caso de enfermedad o fallecimiento de familiares cercanos o, ante otro acontecimiento catastrófico.

Debe presentar su declaración federal de impuestos de 2012 (o solicitar una extensión) antes de la medianoche del 15 de abril de 2013, de lo contrario, las multas sobre los impuestos adeudados se incrementarán dramáticamente. Tendrá que pagar un 5 por ciento adicional de impuestos adeudados por cada mes total o parcial atrasado, más intereses, hasta una multa máxima del 25 por ciento sobre el monto adeudado (la tasa de interés que se cobra actualmente es del 3.22 por ciento).

No obstante, si presenta su declaración o si solicita una extensión a tiempo, la multa bajará hasta diez veces, a 0.5 por ciento por mes, más intereses.

Así es como se calcula esto: supongamos que usted adeuda $2,500 del impuesto federal sobre la renta. Si no solicitó una extensión, se le cobrarán $125 adicionales (5 por ciento), más intereses, por cada mes de atraso en el pago de su cuenta. Si presentó una extensión, la multa bajaría a sólo $12.50 por mes (0.5 por ciento).

Comuníquese con el IRS con anticipación si prevé que no podrá pagar a tiempo, de este modo, contará con todas las opciones de pago posibles – llame al 800-829-1040 o visite la oficina del IRS de su zona. Consulte también la página web “Filing Late and/or Paying Late” del IRS para obtener información de utilidad (www.irs.gov).

Una manera de evitar esta multa es pagar con tarjeta de crédito o débito antes del plazo de presentación. Tendrá que pagar un pequeño recargo que es deducible de impuestos si usted detalla gastos. Los cargos varían dependiendo el procesador de pago que seleccione (consulte “Pay Your Taxes by Debit or Credit Card” en www.irs.gov para más información). Si utiliza una tarjeta de crédito, asegúrese de poder pagar completamente el saldo en pocos meses, de lo contrario, los intereses acumulados podrían superar el monto de la multa.

Otras opciones de pago son:

- Si puede pagar el monto total dentro de los 120 días, podría tener derecho a una Extensión a corto plazo. De ser así, seguirá adeudando intereses sobre su deuda, pero evitará el cargo de solicitud de un acuerdo de pago a plazos.

- Si necesita más de 120 días, un acuerdo de pago a plazos le permitirá pagar su cuenta realizando pagos mensuales.

- Para solicitar cualquiera de estas opciones, complete una solicitud de acuerdo de pago en línea (Online Payment Agreement Application) en www.irs.gov o comuníquese con un representante del IRS llamando al 800-829-1040.

- En determinadas circunstancias de dificultad económica extrema, el IRS permite que algunos contribuyentes con ingresos anuales de hasta $100,000 negocien una reducción del monto adeudado a través de una oferta de transacción. Para obtener instrucciones paso a paso, lea la publicación sobre el Formulario 656 del IRS (Form 656 Booklet).

Si tiene dificultades para realizar los pagos de su acuerdo de pago a plazos u oferta de transacción, llame al IRS de inmediato para consultar otras opciones de pago, las cuales podrían incluir la reducción del pago mensual de acuerdo a su condición económica actual.

También puede leer la guía “The What Ifs for Struggling Taxpayers” del IRS, la cual contiene información de utilidad sobre los impactos fiscales que causan diferentes situaciones como la pérdida de empleo, la condonación de deudas o el uso de los fondos de jubilación.

 

¿Cambiaron las reglas para las “deudas buenas” y “deudas malas”?

Por Jason Alderman

Antes de que la Gran Recesión de 2008 invalidara muchas creencias financieras arraigadas, no era raro que las personas diferencien entre "deudas buenas" y "deudas malas". La idea era que valía la pena asumir ciertos tipos de deuda porque a la larga se salía adelante. La compra de una vivienda y el financiamiento de la educación universitaria eran dos ejemplos destacables.

Pero cuando valor de las viviendas cayó en picada y el costo de una licenciatura se elevó cinco o seis dígitos, esas inversiones que alguna vez fueron seguras para su futuro de repente parecieron arriesgadas o inalcanzables.

Ahora es un buen momento para dar un paso atrás y examinar el concepto de deudas buenas vs. deudas malas y por qué, en algunos casos, la adquisición de deuda todavía puede tener sentido: siempre que planifique cuidadosamente y no exceda lo que razonablemente puede esperar pagar.

Esta simple distinción sigue siendo válida: Asumir la llamada deuda buena puede ayudar a aumentar su puntuación de crédito o le permite comprar algo que va a aumentar en valor con el tiempo, mientras que la deuda mala a menudo alimenta la compra de artículos que son desechables, innecesarios o amortizables rápidamente.

Una de las mejores maneras de edificar un historial crediticio sólido es mostrar a los prestamistas que usted puede pagar sus deudas de manera responsable. Es más propenso a calificar para una hipoteca, un préstamo prendario u otra deuda grande si ha demostrado un comportamiento de reembolso responsable. Sólo recuerde: Tener múltiples préstamos o tarjetas de crédito con alto límite podría perjudicar su calificación, ya que los prestamistas pueden preocuparse porque usted se endeude por más de lo que puede pagar.

Préstamos para estudiantes -. El graduado universitario promedio gana $ 47.422 al año, comparado con $ 26.349 para los graduados de secundaria: una diferencia de $ 21.073. Sin embargo, estos cálculos no tienen en cuenta la agobiante deuda del préstamo estudiantil que los graduados enfrentan o la imposibilidad de encontrar trabajo en un campo elegido en tiempos difíciles. Pero aún así, la tasa de desempleo entre los graduados universitarios es aproximadamente la mitad que la de los graduados de la escuela secundaria: 4.5 por ciento vs. 8.4 por ciento. La universidad es todavía una buena inversión para mucha gente si no se pasa de la raya con los préstamos y elige un título con buenas ganancias y potencial de empleo.

Hipotecas -. Antes de la crisis inmobiliaria, la propiedad de la vivienda se consideraba una deuda buena porque históricamente, cuando alguien finalmente pagaba su hipoteca, su casa valía por lo general mucho más que el precio de compra. Para muchos, esto probablemente seguirá siendo cierto, a menos que haya comprado durante el alza en el mercado o se vea obligado a vender antes de que los precios puedan recuperarse. Después de todo, las tasas de interés hipotecarias están en niveles históricamente bajos y los intereses y puntos hipotecarios siguen siendo deducibles de impuestos.

Eso sí, no compre más casa de lo que puede permitirse. Tenga en cuenta los gastos como los impuestos sobre la propiedad, el seguro hipotecario primario, las cuotas de mantenimiento, los servicios y las reparaciones; y si le dan una hipoteca con interés variable, calcule cuánto podría subir el interés.

Deuda mala -. Lo que califica como deuda mala no ha cambiado desde la recesión, y los consumidores conscientes del presupuesto están prestando más atención ahora. Comer afuera, vacaciones excesivas y ropa o productos electrónicos innecesarios -querer vs. necesitar- todo califica si usted gasta más allá de sus medios. Básicamente, si usted no puede pagar la factura en su totalidad dentro de un mes o dos, vuelva a examinar si se trata de un gasto que vale la pena, especialmente si no tiene sueldo de por lo menos seis a nueve meses guardadito en un fondo de emergencia o si está tratando de ahorrar para un auto o una casa.

 

Cómo mejorar la educación financiera, aquí y en el extranjero

Por Jason Alderman

¿Se sorprendería si le dijera que los padres en muchos de los países más pobres suelen hablar más con sus hijos sobre la administración del dinero que en los países más ricos como Estados Unidos? Yo sí me sorprendí.

Esta es solo una de las muchas cosas interesantes que descubrí en la sexta Cumbre Anual de Educación Financiera realizada por el Banco de la Reserva Federal de Chicago y Visa Inc. Reconocidos expertos financieros estadounidenses e internacionales hablaron sobre las “Soluciones Internacionales para Mejorar la Educación Financiera”, compartiendo los éxitos y desafíos a los que se enfrentan sus propios países, y presentando nuevos estudios que exploran diferentes formas de mejorar los conocimientos y el comportamiento financiero.

Janet Bodner, editora de Kiplinger’s Personal Finance, compartió los resultados del Barómetro Financiero Global 2012, un estudio nuevo patrocinado por Kiplinger´s y Visa. Unos 25.500 participantes de todo el mundo fueron consultados sobre sus hábitos y opiniones financieras personales. Después de evaluar esos datos, el Barómetro calificó los niveles de educación financiera de personas de 28 países. Algunos de los resultados más interesantes fueron:

- Brasil encabezó la lista de países con mayor educación financiera, seguido por México, Australia, Estados Unidos y Canadá.

- El 68% de los encuestados dijo tener una reserva de emergencia para solventar las necesidades básicas durante un hecho financiero inesperado, como la pérdida del trabajo, para menos de tres meses.

- El 25% de los encuestados de altos ingresos dijo tener ahorros para cubrir menos de tres meses de gastos de subsistencia. En Estados Unidos. por ejemplo, la persona promedio tiene ahorros para cubrir solo 2.9 meses de gastos.

- México y Brasil encabezaron la lista de los lugares donde los padres más hablan con sus hijos de entre 5 y 17 años sobre el dinero. Los mexicanos hablan del tema con sus hijos al menos 41.7 días al año, mientras que los brasileños lo hacen 38.1 días al año. Las familias estadounidenses hablan de dinero con sus hijos aproximadamente 25.8 días al año, ubicándose en el medio del grupo.

- Cuando se les preguntó a qué edad los gobiernos deberían exigir a las escuelas que enseñen educación financiera, los encuestados estadounidenses se ubicaron cerca de la parte más baja, con 11.9 años. Por comparación, más de la mitad de los brasileños encuestados, creen que los niños deberían recibir esta educación antes de los 9 años.

- En más de la mitad de los países, la mayoría cree que los adolescentes y adultos jóvenes no entienden las cuestiones financieras básicas, como los presupuestos, los ahorros, las deudas y el gasto responsable.

Bodner destacó que estos resultados aportan mucho a nuestra base de conocimientos sobre la educación financiera. “Primero hay que identificar los problemas de cada país, ciudad o escuela en particular, para luego determinar qué es efectivo para manejar esas situaciones”, dijo.

William Walstad, un profesor de Economía de la Universidad de Nebraska-Lincoln, presentó otro estudio interesante que demostró que, las personas con malas calificaciones en sus exámenes de educación financiera pero que confiaron en su capacidad de administrar el dinero demostraron tener capacidades para administrar las tarjetas de crédito similares a las de las personas con mejores calificaciones en los exámenes; mientras que los que obtuvieron buenas calificaciones en los exámenes pero no creían en sus capacidades demostraron un comportamiento crediticio mucho más negativo. Walstad dijo que estos resultados sugieren que el desarrollo de la confianza es fundamental en la educación financiera.

En resumen: Los panelistas concordaron en que todos los países representados comparten muchos de los mismos problemas para fomentar la educación financiera, incluyendo el acceso masivo a programas de evaluación, la evaluación de sus resultados, y el hecho de que cada uno tiene poblaciones muy diversas con diferentes necesidades en diferentes momentos de sus vidas.

 

Cómo lo afecta la reforma del sistema de salud

Por Jason Alderman

Se ha hablado mucho de la dimensión y la complejidad de la Ley de Protección al Paciente y Atención Médica Accesible desde que el Presidente Obama la promulgó en 2010. Pero ahora que la Corte Suprema ha ratificado su constitucionalidad, es buen momento para repasar las principales disposiciones que ya han sido implementadas y entender qué se espera que suceda en los próximos dos años.

Los cambios ya implementados son:

- No se le puede negar cobertura médica a los menores de 19 años por enfermedades preexistentes.

- Los hijos pueden permanecer dentro del plan de salud de sus padres hasta los 26 años.

- Se eliminaron los pagos máximos del seguro vitalicio. Además, se están eliminando gradualmente los límites de cobertura anuales. A partir del 22 de septiembre de 2012, el límite anual aumenta a $2 millones.

- Todos los planes nuevos ahora deben ofrecer ciertos servicios preventivos gratuitos, como mamografías, vacunas y colonoscopías.

- Las personas a las que se les ha negado la cobertura por enfermedades preexistentes ahora pueden ser elegibles para tener la cobertura de un programa “combinado de alto riesgo”. Visite el sitio web https://www.pcip.gov/ para más información y para enviar una solicitud en línea.

- Los participantes de Medicare Parte D que llegan al período sin cobertura conocido como “doughnut hole” ahora reciben un 50 por ciento de descuento en medicamentos de marca recetados, 14 por ciento en genéricos. Estos descuentos se irán aumentando gradualmente hasta 2020, cuando desaparezca el período sin cobertura.

Muchas de las disposiciones más importantes de la Ley de Atención Médica Accesible no entrarán en vigencia hasta el año 2014 y todavía se están terminando de ajustar los detalles, pero éstas son algunas de las cosas que se espera que sucedan hasta entonces:

- Desde el 1 de agosto de 2012, las compañías de seguro que no hayan gastado, como mínimo, el 85 por ciento del dinero de las primas cobradas en 2011 por la cobertura médica de los planes grupales grandes (más de 50 empleados), deben devolver la diferencia, por medio de cheques de reembolso o descuentos en las primas futuras (80 por ciento para los planes individuales o grupales pequeños).

- Para el 1 de octubre de 2012, los planes deben comenzar a adoptar reglas para el intercambio electrónico seguro de información médica, esto reducirá el papeleo, los costos y los errores médicos.

- Para el 1 de enero de 2013, habrá nueva financiación federal para los programas de Medicaid que decidan cubrir servicios preventivos a muy bajo costo o en forma gratuita.

- Para el 1 de octubre de 2013, los estados recibirán dos años más de financiación para continuar cubriendo a los niños que no sean elegibles para tener la cobertura de Medicaid.

A partir del 1 de enero de 2014, ya estarán implementadas las disposiciones más importantes. Por ejemplo:

- Las personas y empleados cuyo empleador no les ofrezca un seguro médico podrán contratarlo directamente en los llamados “Affordable Insurance Exchanges”, o Mercado de Seguros Accesibles, que ofrecen una opción de seguro médico de bajo costo.

- Se exigirá a las personas que puedan pagar la cobertura médica básica que la obtengan o que paguen un cargo para compensar los costos de la atención médica de los estadounidenses que no tienen cobertura.

- Los estadounidenses cuyos ingresos sean inferiores al 133 por ciento del nivel de pobreza serán elegibles para inscribirse en Medicaid.

- Habrá créditos fiscales reembolsables para las personas cuyos ingresos estén entre el 100 y el 400 por ciento del nivel de pobreza para ayudarlas a pagar el seguro médico accesible. También pueden ser elegibles para pagar menores copagos, co-seguros y deducibles.

- Ya no se podrá denegar más la cobertura a adultos con enfermedades preexistentes.

- Las compañías de seguro ya no podrán cobrar primas más caras a las personas y grupos pequeños de acuerdo al sexo o al estado de salud.

Estas son solo algunos de los numerosos cambios que veremos en el sistema de salud como resultado de la Ley de Atención Médica Accesible. Para más información, por favor, visite www.HealthCare.gov.

 

Conozca qué registros financieros guardar y cuáles desechar

Por Jason Alderman

Si todavía recuerda las horas que pasó buscando y organizando papeles para su declaración de impuestos, comience a pensar en la limpieza financiera de primavera para que la preparación de impuestos del próximo año no sea una experiencia tan trágica.

Muchas personas se aferran a montones de recibos y extractos de cuentas porque no saben si está bien desecharlos. Desecharlos significa triturarlos; evite darles municiones (información, datos personales) a los ladrones de identidad. En los siguientes casos deberá poseer la documentación necesaria:

- Si su estado es analizado por el IRS deberá justificar sus deducciones, aportes de beneficencia, ingresos, etc.

- Registro de existencias y transacciones de fondos para que al vender solamente pague impuestos sobre las ganancias por encima del monto de compra; también para justificar un reclamo de pérdida sobre sus impuestos.

- Para reclamar créditos/deducciones fiscales por mejoras a la vivienda, por ejemplo para ahorro de energía o por motivos médicos.

- Si realiza aportes no deducibles (después de impuestos) a una cuenta IRA o 401(k), para demostrar que ya pagó impuestos sobre esa cantidad.

- Sus herederos necesitarán sus documentos financieros para las cuestiones patrimoniales.

El IRS establece varios periodos de limitaciones durante los cuales podrían pedirle que presente registros para demostrar ingresos, deducciones o créditos reclamados:

- Por lo general, tienen hasta tres años después de su declaración de impuestos para solicitarle documentación.

- No obstante, si no cumplió en declarar ingresos por más del 25 por ciento de los ingresos brutos sobre su declaración, tendrán seis años.

- Si presenta un reclamo por pérdida de títulos sin valor, son siete años.

- Si no presenta una declaración de impuestos o presenta una declaración fraudulenta, no hay ley de prescripción.

Por lo tanto, debería guardar la documentación por siete años, para mayor seguridad. Estos registros incluyen:

- Formularios W-2 y 1099.

- Estados de cuenta bancarios y de valores de fin de año que indiquen los intereses obtenidos.

- Recibos, cheques cancelados y otros comprobantes de pago por gastos deducidos.

- Compra de vivienda y estados de cierre, registros de seguro y recibos de mejoras realizadas.

- Reclamos de pagos del seguro de vivienda, de automóvil y médico.

- Resúmenes de inversión (acciones, bonos, fondos mutuos para cuentas de jubilación, etc.)

El Formulario 552 del IRS contiene instrucciones detalladas sobre qué guardar y por cuánto tiempo (www.irs.gov).

Conserve algunos documentos por más tiempo que los requisitos de auditoría del IRS. Por ejemplo:

- Conserve los registros de inversiones y bienes importantes por lo menos durante el tiempo que los posea.

- Guarde los registros y formularios de impuestos relacionados con las cuentas de jubilación al menos hasta haber vaciado los saldos.

- Deseche los resúmenes de préstamos mensuales y trimestrales después de recibir los resúmenes anuales, pero siempre conserve los comprobantes de pago finales en caso de que el préstamo sea derivado erróneamente a cobranza y necesite un comprobante.

- Guarde todas las declaraciones de impuestos y anexos (Anexos, formulario W-2, etc.) por tiempo indefinido. Lo mismo con respecto a los documentos personales difíciles de reemplazar como los certificados de nacimiento, matrimonio y fallecimiento, los papeles de divorcio, adopción y baja militar, testamentos, poderes, etc.

Puede guardar los documentos y recibos originales. No obstante, si su meta es reducir la cantidad de papeles, escanee copias y guarde archivos en formato PDF. Guarde archivos de seguridad de las copias electrónicas en una memoria flash con encriptación o en un disco duro externo en caso de que su computadora deje de funcionar. Y, si le preocupan los incendios, robos u otros desastres, almacene copias adicionales en una caja de seguridad o con un amigo de confianza.

Llevar registros no es divertido, pero vale la pena hacerlo antes que dar vuelta toda la casa al prepararse para una auditoría.

 

Aproveche su devolución de impuestos

Por Jason Alderman

Si usted es uno de los millones de estadounidenses que esperan recibir una devolución de impuestos éste año, probablemente ya haya presentado su declaración de impuestos de 2011 y esté esperando ansiosamente el dinero. Si todavía no se gastó mentalmente la devolución de impuestos en algún placer culpable, estas son algunas maneras de aprovechar mejor ese dinero:

- Pague deudas. Incrementar los pagos de tarjetas de crédito y préstamos puede reducir significativamente el pago de intereses a largo plazo. Supongamos que actualmente paga $120 por mes contra un saldo de $3,000 en la tarjeta de crédito a una tasa de interés del 18 por ciento. A ese paso, saldar la deuda le tomará 32 meses y $788 en intereses, siempre y cuando no realice nuevas compras. Si paga el doble, es decir $240, reducirá 18 meses y $441 en intereses.

- Establezca un fondo de emergencia. Para proteger a su familia del impacto de un despido u otra crisis financiera imprevista (por ejemplo, una emergencia médica, una reparación importante del automóvil, un robo), guarde dinero suficiente para cubrir seis a nueve meses de gastos de subsistencia. Deposite en su cuenta parte de la devolución de impuestos y luego establezca deducciones automáticas de su pago de nómina o cuenta corriente.

- Refuerce los ahorros para la jubilación. Aumente los aportes de 2012 para su cuenta IRA o 401(k), especialmente si su empleador brinda aportes patronales; un aporte del 50 por ciento equivale a un tasa de rentabilidad garantizada del 50 por ciento; algo que no obtendrá a través de ninguna otra inversión.

- Gaste ahora para ahorrar después. Coseche ahorros a largo plazo en cosas que tarde o temprano deberá comprar:

Reemplazo de electrodomésticos viejos por modelos que consumen menos energía y que redundarán en un beneficio que se verá reflejado en la reducción de las facturas de servicios. Por ejemplo, si reemplaza un refrigerador de 1980 por un modelo Energy Star ahorrará $100 al año. El sitio web de Energy Star (www.energystar.gov) le ayudará a encontrar productos Energy Star y calcular ahorros.

Si cambia las bombillas de luz tradicionales por las de ahorro energético como las lámparas CFL y LED, aunque son más caras, puede ahorrar hasta $6 por bombilla en gastos de energía. Verifique que sean modelos certificados por Energy Star, que superan los estándares mínimos.

Programe mantenimientos de rutina para el automóvil. De acuerdo con AAA, con sólo cambiar el filtro de aire de su automóvil anualmente puede ahorrar más de $270, mientras que al reemplazar las bujías viejas puede ahorrar hasta $540 en combustible desperdiciado.

Averigüe si su servicio brinda auditorías energéticas domésticas gratuitas o subsidiadas. Una auditoría le indicará qué inversiones contribuirán a reducir las facturas de electricidad en invierno y en verano, por ejemplo, mejorar el aislamiento y reemplazar ventanas y puertas con filtración de aire.

- Financie la educación. Refuerce su perfil profesional y sus posibles ingresos y adquiera nuevos conocimientos a través de cursos universitarios o capacitación vocacional. Averigüe si su empleador le ayudará a pagar capacitación relacionada con el empleo. También puede guardar dinero para la educación de sus hijos o nietos, aportando a un plan 529 Qualified State Tuition Plan (plan del Estado para ayudar a pagar la universidad) o una Cuenta de Ahorros para la Educación Coverdell. Además, sus aportes quedarán libres de impuestos hasta el retiro.

- Pague cuentas por adelantado. Si en este año prevé tener gastos significativos (por ejemplo, primas de seguros, ortodoncia, matrícula universitaria), comience a guardar dinero ahora para no acumular cargos por intereses más adelante. Además, pagar un poco más cada mes para el capital de la hipoteca le ahorrará miles de dólares en intereses durante la duración del préstamo.

Finalmente, si recibe grandes devoluciones de impuestos regularmente, probablemente le retengan muchos impuestos de su pago de nómina; básicamente está haciéndole un préstamo sin intereses al gobierno. Consulte a su empleador acerca del nuevo formulario W-4 y calcule nuevamente sus deducciones en la retención.

 

Ahorre hasta un 95% en llamadas telefónicas internacionales. Vaya a la tienda CRÓNICAS tarjetas telefónicas haciendo clic aquí.

 

Converse sobre las finanzas con su pareja

Por Jason Alderman

Cuando usted y su cónyuge celebraron el Día de San Valentín con una cena romántica o de alguna otra forma, posiblemente evitaron ciertos temas anti-románticos como, por ejemplo, “Cariño, conversemos acerca de nuestro futuro financiero”. Pero en realidad, debería mantener esa conversación antes de que sea tarde, para que su relación continúe en buenas condiciones.

Los cambios más importantes de la vida exigen revaluar la manera de administrar las finanzas familiares. Desafortunadamente, muchas parejas no dedican tiempo a planificar con antelación y más adelante las situaciones los toman desprevenidos como por ejemplo: la llegada de los hijos, el envejecimiento de los padres, prever para emergencias, cambiar de trabajo y fijar metas para la jubilación.

Si últimamente no tuvo una conversación sincera sobre las finanzas y no sabe cómo avanzar, a continuación encontrará algunas sugerencias:

- Programe una “cita” financiera. Incluso si están completamente de acuerdo con respecto a las cuestiones financieras, el “contador” de la familia debe mantener informado a su cónyuge, de modo que si surge alguna emergencia, podrán tomar el control de la situación. Establezca reuniones regulares para conversar sobre los pagos, el progreso o las dificultades con respecto a las metas de ahorros, fijar presupuestos para próximos gastos y diseñar estrategias para afrontar gastos imprevistos.

- No posponga las conversaciones que suelen incomodar. Si alguno de los dos accidentalmente olvida realizar un pago o le rechazan un cheque, no espere hasta la próxima reunión financiera para tratar el asunto ni intente ocultar el problema. Solo empeorará las cosas y creará un ambiente de desconfianza. Confiese y solucione el asunto de inmediato, incluso podría ahorrarse para el futuro mayores cargos por mora o multas.

- Sean unidos. Cuando las noticias no son buenas, supongamos que los saldos de su cuenta 401(k) se redujeron el último trimestre o uno de ustedes perdió el trabajo, la comunicación es lo más importante. Ya sea que deba ajustar temporalmente el presupuesto o tomar una decisión importante que cambiará el rumbo de su vida como por ejemplo, posponer la jubilación, convérselo y esté preparado para asumir el compromiso, para que después ninguno de los dos sea el malo de la película.

- Reafirme sus metas. Las parejas a menudo comienzan con una única estrategia pero cuando la vida da un giro inesperado, las metas cambian. Comuníquense periódicamente cómo se sienten con respecto a los asuntos importantes, como ser el tamaño de la familia, la compra de vivienda propia, los cambios laborales, la financiación de la educación universitaria de los niños (o de ustedes mismos), el apetito de riesgo financiero, cuándo y dónde se jubilarán y el cuidado de los padres ancianos.

- Mantenga actualizados los documentos legales. Verifique que sus documentos legales y financieros estén actualizados y reflejen sus deseos actuales, como por ejemplo: testamentos, poderes financieros y médicos, pólizas de seguro de vida, cuentas de jubilación, fondos de inversión y otras cuentas donde se nombre a beneficiarios o personas con control sobre su salud o finanzas.

- Apéguese a su presupuesto. Algunos de los peores desacuerdos matrimoniales surgen cuando una o ambas partes boicotean el presupuesto familiar. Si todavía no tiene un presupuesto, hay muchas herramientas gratuitas disponibles para hacerlo. Consulte el sitio www.mymoney,gov del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, www.mint.com , y Practical Money Skills for Life, un sitio gratuito de administración financiera personal de Visa Inc. (www.practicalmoneyskills.com).

- Busque ayuda. Si descubre que se ha descarrilado o si necesita ayuda para redefinir sus metas financieras, existen diversos recursos externos:

NFCC puede ayudarle a encontrar un asesor de crédito gratuito o a bajo costo.

Puede buscar un planificador o asesor financiero a través de la Asociación de Asesoría Financiera (www.fpanet.org), la Junta de Normas para Planificadores Financieros Certificados (www.cfp.net), o la Asociación Nacional de Asesores de Finanzas Personales (www.napfa.org).

 

Estrategias tributarias en una economía complicada

Por Jason Alderman

Para la mayoría de nosotros, los cálculos del impuesto sobre la renta no cambian mucho de un año al otro. Pero a causa de la inestabilidad económica de los últimos años, muchas personas han sufrido importantes cambios de vida con un impacto significativo - bueno o malo - sobre sus ingresos gravables y la manera de declarar impuestos.

A pesar de que todavía falta mucho para el 17 de abril (el plazo final para presentar la declaración de impuestos de este año), nunca es demasiado temprano para comenzar a planificar una estrategia, particularmente si tuvo dificultades económicas en 2011 que podrían afectar sus impuestos. El IRS posee una guía práctica llamada “The What Ifs of an Economic Downturn” (búsquela en www.irs.gov ) la cual analiza los impactos tributarios que causan diferentes situaciones como la pérdida de empleo, la condonación de deudas o el uso de los fondos de jubilación.

A continuación un resumen de los desafíos económicos comunes que posiblemente esté enfrentando y sus posibles consecuencias tributarias:

- Perdió su empleo. Recuerde que los beneficios por desempleo, la indemnización por despido, y el pago de vacaciones acumuladas o de licencia por enfermedad, se consideran ingreso gravable, por lo tanto, si no le retuvieron impuestos por estos pagos, prepárese para una factura de impuestos posiblemente desagradable.

- Si retiró dinero de su cuenta IRA o 401(k) regular para cubrir gastos, adeudará impuestos sobre la renta por dichos montos, más un 10 por ciento adicional en concepto de multa a no ser que tenga más de 59 años y medio o cumpla con requisitos especiales. Además, los préstamos pendientes de la cuenta 401(k) se deben pagar (generalmente entre 60 y 90 días de la finalización de la relación laboral) o se computarán como ingreso gravable, y también están sujetos a una multa del 10 por ciento.

- Las buenas noticias son que muchos beneficios de asistencia pública como ser bienestar social, cupones para alimentos y pagos en casos de desastres no se cuentan como ingreso gravable. Lea la publicación “Tax Impact of Job Loss” del IRS para obtener más detalles ( www.irs.gov/pub/irs-pdf/p4128.pdf ).

- Reducción de ingresos. Si tuvo un recorte salarial importante o perdió su empleo en 2011, eso podría reducir su ingreso bruto ajustado (AGI) lo suficiente como para calificar para un Crédito Tributario por Ingreso del Trabajo (EITC). El EITC es un crédito tributario “reembolsable”, esto significa que si el impuesto sobre la renta que adeuda es menor que el crédito para el cual es elegible, no solo no pagará el impuesto sino que además recibirá un reembolso por la diferencia. Para conocer más al respecto, busque EITC en www.irs.gov .

- Condonación de deuda. Muchas personas no saben que cuando se toma dinero prestado de un banco u otro prestamista comercial y el prestamista “condona” la deuda, la deuda condonada se cuenta como ingreso gravable.

No obstante, hay diferentes excepciones a esta regla: Por ejemplo, la Ley de Condonación de Deudas Hipotecarias de 2007 en general les permite a los contribuyentes excluir hasta $2 millones en condonación de deuda hipotecaria ($1 millón para las personas casadas que presenten sus declaraciones por separado) sobre su residencia principal en caso de haber realizado una reestructuración hipotecaria, ejecución hipotecaria o venta al descubierto. La fecha de expiración de la exclusión hipotecaria está programada para fines de 2012 a no ser que el Congreso intervenga.

Otras excepciones son: Deudas condonadas por bancarrota; o, en caso de que usted sea insolvente al momento de cancelarse la deuda, toda o parte de ella no sería gravable. Insolvencia significa que el total de sus deudas es mayor que el valor justo de mercado de todos sus bienes. Para más información, busque Mortgage Debt Forgiveness (condonación de deuda hipotecaria) en www.irs.gov.

Los impuestos deben ser su última preocupación cuando afronta dificultades económicas. Asegúrese de estar preparado para posibles consecuencias impositivas si sus ingresos o estado de deuda cambiaron en el último año.

 

Ahorre hasta un 95% en llamadas telefónicas internacionales. Vaya a la tienda CRÓNICAS tarjetas telefónicas haciendo clic aquí.

 

Créditos fiscales por ahorro energético

Por Jason Alderman

Si todavía no se ha subido al tren del ahorro energético en su hogar, la buena noticia es que varios de los créditos fiscales federales por ahorro energético cuyo vencimiento estaba programado para el 2010 se han prorrogado hasta el 31 de diciembre de 2011; pero la noticia no tan buena es que estos créditos tienen mucho menos valor y más restricciones que antes. Pero no todo está perdido, ya que muchos otros créditos adicionales (descriptos más abajo) continúan vigentes hasta 2016.

Así es como funcionan los créditos fiscales por ahorro energético que están por vencer: Usted puede reclamar un crédito por el 10 por ciento del costo total de diferentes productos de ahorro energético doméstico para su lugar de residencia primario, incluyendo: sistemas de aislamiento, calefacción, ventilación y aire acondicionado; techos de metal y asfalto; ventanas, puertas y tragaluces de ahorro energético; cocinas de biomasa y calderas no solares. Sin embargo, hay ciertas restricciones:

- El crédito máximo combinado es de $500 (10 por ciento de un costo total de $5000) para todos los productos permitidos comprados entre 2006 y 2011. Por lo tanto, si usted ya ha reclamado créditos por más de $500 en los años anteriores, cuando los límites eran mayores, ya no puede reclamar más.

- Ciertos artículos tienen créditos fiscales máximos más bajos. Por ejemplo: las ventanas tienen un crédito fiscal máximo de $200; los hornos y calderas $150 (debe tener una tasa de uso de combustible anual superior a 95); los aires acondicionados $300; las calderas $300 (dentro de ciertos límites de ahorro energético); y las cocinas de biomasa $300.

- No se puede reclamar un crédito por los costos de mano de obra.

- Los créditos por ahorro energético no son reembolsables, lo que significa que solo se puede reclamar un crédito para reducir los impuestos que se pagan por año.

- Los créditos fiscales solo pueden reclamarse una vez y se limitan al año en que se compró el artículo.

Seguirá habiendo créditos por ahorro energético para las bombas de calor geotérmico, los sistemas de energía solar y energía eólica que se instalen en hogares primarios o secundarios nuevos o ya existentes antes del 31 de diciembre de 2016, por el 30 por ciento del costo, sin límite máximo. Además, continúan los créditos para las celdas de combustible, al 30 por ciento del costo hasta $500 por kW de capacidad energética (solo para residencias primarias). Y también continúan los créditos fiscales para ciertos vehículos de ahorro energético. Visite www.fueleconomy.gov/feg/taxcenter.shtml para ver los detalles.

Para más información sobre los créditos fiscales disponibles, visite www.energystar.gov .

Para bajos ingresos

Si su familia es de bajos ingresos y no puede pagar la climatización de su hogar, puede ser elegido para el Programa Asistencial de Climatización (WAP, por sus siglas en inglés) del Departamento de Energía. Si lo aceptan, un equipo de profesionales de la climatización realizará una auditoria energética en su hogar donde analizarán las facturas de sus servicios, verificarán si se infiltra aire del exterior, revisarán la seguridad de su casa y sus equipos, y decidirán cuáles son las medidas de preservación energética más convenientes para su hogar.

Dependiendo de lo que encuentren, la agencia realizará luego las reparaciones e instalará los equipos necesarios, que pueden ser: aislamiento de paredes, pisos y áticos; sellado y reparación de ductos; reducción de infiltraciones de aire y desequilibrios de presión; y afinación, reparación o cambio de sistemas de calefacción o refrigeración, según se necesite. Para más información sobre el programa WAP, visite www.eere.energy.gov/wip/wap.html .

Además, usted puede calificar para obtener una ayuda a corto plazo en el pago de sus facturas de servicios a través del Programa de Asistencia Energética para Hogares de Bajos Ingresos (www.acf.hhs.gov/programs/ocs/liheap).

Otras formas de reducir los costos energéticos son: bajar el termostato unos 10º-15º grados durante ocho horas mientras duerme o está en el trabajo, usar electrodomésticos Energy Star y lámparas fluorescentes de bajo consumo, y bajar la temperatura de su caldera a 120ºF o menos.

En conclusión: Aproveche los incentivos financieros disponibles para mejorar la eficiencia energética de su hogar, justo a tiempo para la llegada del invierno.

 

Ahorre hasta un 95% en llamadas telefónicas internacionales. Vaya a la tienda CRÓNICAS tarjetas telefónicas haciendo clic aquí.

 

Mejore su puntaje crediticio

Por Jason Alderman

El puntaje crediticio de muchas personas se vio perjudicado durante la inestabilidad económica de los últimos años; ya sea por no haber cumplido con pagos, haber excedido los límites de crédito o, lo que es más grave, haber pasado por una ejecución hipotecaria o la bancarrota. ¿Eso importa? Absolutamente.

Si su puntaje crediticio cae significativamente, es más probable que tenga que pagar mayores intereses en préstamos y en la tarjeta de crédito y, que le ofrezcan límites de crédito más reducidos o quizás que ni siquiera califique. Además, los puntajes más bajos también son motivo de tasas de seguro más altas y perjudican su capacidad de alquilar una vivienda o incluso obtener un teléfono celular.

Afortunadamente, puede seguir estos pasos para comenzar a mejorar su puntaje crediticio casi inmediatamente: Primero, revise sus informes de crédito en las tres agencias de crédito principales (Equifax, Experian y Transunion) para conocer qué acciones negativas informaron sus acreedores y para verificar si existe algún error o posible actividad fraudulenta. Puede solicitar un informe gratuito anual de cada una de ellas en www.annualreport.com. También puede solicitar una calificación de crédito de FICO (la calificación más utilizada por los prestamistas) por $19.95 en www.myfico.com para saber exactamente cuál es su posición.

“Definitivamente, tener un buen puntaje FICO es beneficioso”, dice Greg Pelling, vicepresidente de Puntaje y Analítica de FICO. “En base a las tasas de interés actuales, puede ahorrar $30,000 de intereses en un préstamo inmobiliario de $100,000 si su puntaje es superior a 740 y no inferior a 620. Los prestamistas toman sus decisiones en base a diversos factores pero su puntaje FICO juega un papel principal”.

Un único pago de hipoteca atrasado puede restar 100 puntos a su puntaje, por lo tanto es aconsejable programar pagos automáticos para las cuentas periódicas (por ejemplo, la hipoteca, los servicios públicos, etc.). También considere la posibilidad de programar automáticamente los pagos mínimos de las tarjetas de crédito si es propenso a olvidar o si viaja demasiado.

Nunca exceda los límites de crédito individuales. De hecho, cuando menor sea la proporción de utilización de crédito (el porcentaje del crédito disponible que utiliza), mejor. Trate de mantener una tasa de utilización de crédito – y tasas en las tarjetas y líneas de crédito individuales – por debajo del 30 por ciento.

Incluso si paga completamente el saldo cada mes, una tasa de utilización alta en cualquier momento del mes podría perjudicar su puntaje.

Algunas sugerencias:

- Reparta las compras entre varias tarjetas para mantener saldos individuales más bajos.

- Realice pagos extra a mitad del camino a lo largo de los ciclos de facturación para que su saldo pendiente aparente ser menor.

- Solicite a los prestamistas que rehabiliten límites más altos si su historial de pago ha sido sólido.

Transferir saldos a una nueva tarjeta de crédito para obtener una tasa más baja quita a su puntaje crediticio unos pocos puntos, pero no costará mucho recuperarlos. Pero supongamos que traspasa un saldo de $2,000 de una tarjeta con un límite de $10,000 a una con un límite de $4,000; pasará inmediatamente de una tasa de utilización del 20 por ciento al 50 por ciento en la nueva tarjeta.

Algunos consejos más para mejorar el puntaje crediticio:

Asegúrese de que los límites de tarjeta de crédito informados a las agencias de crédito sean precisos.

No cierre automáticamente cuentas antiguas sin uso; 15 por ciento de su puntaje está basado en el historial crediticio. De hecho, en ocasiones haga pequeños movimientos en cuentas existentes para que los prestamistas no las cierren.

Cada vez que abre una cuenta nueva hay un leve impacto en su puntaje, por lo tanto, evite hacerlo en los meses previos a una compra importante como ser una vivienda o un automóvil.

Pague completamente las cuentas médicas y las multas de estacionamiento, de tránsito y de biblioteca. Una vez que caducan, las cuentas impagas pasan a cobranza y pueden perjudicar considerablemente su crédito.

Hay muchos y muy buenos recursos para conocer más acerca de lo que puede hacer para reparar y proteger su puntaje crediticio, incluyendo el Centro de Educación de Crédito en www.myfico.com/CreditEducation , la página de Créditos y Préstamos en www.ftc.gov/bcp/menus/consumer/credit.shtm .

 

No hay edad para tener momentos de aprendizaje financiero

Por Jason Alderman

Aprendí muchísima información valiosa en la escuela secundaria, pero una asignatura que no estaba incluida en el plan de estudios era la administración financiera personal. No aprendimos a conciliar una cuenta de cheques, ni por qué es importante preparar presupuestos o cómo funcionan los intereses de la tarjeta de crédito, entre otras lecciones de vida.

Al avanzar un par de décadas, notamos que los avances tecnológicos originaron un aumento exponencial de los productos financieros disponibles para los consumidores, lo que dificulta mucho más tomar decisiones financieras; aún así los cursos de educación financiera son obligatorios únicamente en cuatro estados para graduarse de la escuela secundaria.

Éste fue uno de los tantos temas que se abordaron en la quinta Cumbre Anual de Aprendizaje y Educación Financiera, auspiciada por el Banco de la Reserva Federal de Chicago y Visa Inc. Expertos destacados, incluyendo miembros principales del Consejo Asesor sobre Capacidad Financiera (ACFC) del Presidente Obama, también conversaron sobre:

- Rol del gobierno en la mejora del aprendizaje financiero global.

- ¿De qué manera pueden mejorarse los niveles de educación financiera en nuestra economía actual?

- ¿De qué manera el gobierno, el sector privado y los educadores pueden implementar una estrategia efectiva y coordinada para alcanzar a los consumidores y equiparlos con las herramientas y recursos necesarios para tomar decisiones financieras inteligentes?

Los panelistas compartieron conocimientos, historias de éxito y ejemplos personales recabados de sus esfuerzos por promover la educación financiera. A continuación, un pequeño resumen:

- La Comisión de Aprendizaje y Educación Financiera, un consorcio de 22 agencias y oficinas federales de gobierno, desarrolló el marco para una estrategia global de educación financiera, mediante el establecimiento de metas concretas para los sectores públicos y privados.

- Los padres deben buscar momentos apropiados para el aprendizaje. Cuando los niños pidan una nueva Nintendo, aproveche la oportunidad como trampolín para conversar sobre la relación dinero-tiempo.

- La educación financiera es un proceso continuo, desde las mesadas de los niños hasta las decisiones relacionadas con la jubilación, pero es fundamental respetar los tiempos apropiados para cada edad: Sí, se puede enseñar a los adolescentes sobre cómo funcionan las hipotecas, pero a ellos les interesa mucho más aprender a comprar un automóvil.

- Haga que sea divertido. Una investigación de la Universidad de Florida, entre otras, ha demostrado que los estudiantes que jugaban videojuegos educativos como Fútbol Financiero de Visa obtuvieron mejores calificaciones de examen que quienes no lo hacían.

- Una gran oportunidad de brindar momentos apropiados para el aprendizaje es el lugar de trabajo. Las investigaciones demuestran que el 70 por ciento de los empleados desearía recibir educación financiera a través de su empleador. El ACFC actualmente está investigando maneras de hacer que las empresas participen en este esfuerzo.

- Muchos maestros creen que no tienen la capacidad, los conocimientos o el tiempo de clase necesario para brindar educación financiera adecuadamente, sin embargo 89 por ciento de los maestros encuestados (y 85 por ciento de los padres), creen que es importante contar con programas de educación financiera en las escuelas, ya sea como parte del plan de estudios formal, programas después del horario escolar, juegos, etc.

- Fomentar que las escuelas locales ofrezcan un plan de estudios financiero aplicable que prepare a los estudiantes para los desafíos financieros que afrontarán de adultos. Un panelista destacó: "He estudiado francés por años en la escuela secundaria y en la universidad pero solamente visité Francia tres veces en treinta años. No tomé ningún curso que me enseñara acerca del mercado de valores, de intereses compuestos o de inversiones".

- Los panelistas instaron a los empleadores a crear empleos de medio tiempo significativos para los estudiantes de escuela secundaria a fin de que puedan comenzar a equiparar cuánto deben trabajar para poder pagar las cosas. Las investigaciones han demostrado que los jóvenes que tienen empleo tienden a ser grandes ahorristas.

 

Ahorre hasta un 95% en llamadas telefónicas internacionales. Vaya a la tienda CRÓNICAS tarjetas telefónicas haciendo clic aquí.

 

Teniendo un presupuesto, con paciencia y constancia se gana la carrera

Por Jason Alderman

Los presupuestos son como las dietas: No hay un único método que le sirva a todos; los planes demasiado complicados rara vez duran; y a veces se necesita volver a intentarlo varias veces hasta dar con el método correcto.

Uno de los principales obstáculos es pensar en un presupuesto como en un castigo más que como un medio para alcanzar las metas que uno se impone en la vida. Supongamos que usted sueña con comprarse una casa: El presupuesto no debe ser un recordatorio permanente de que no puede pagar el anticipo, sino más bien una herramienta que lo ayude a identificar a dónde va su dinero cada mes para poder ajustar los gastos y, ahorrar en consecuencia.

Si es la primera vez que arma un presupuesto, o si no ha tenido éxito con los anteriores, comience despacio. Primero, durante algunos meses, anote cada centavo que gasta: hipoteca/alquiler, servicios, comida, combustible, co-pagos médicos, regalos de cumpleaños, intereses de la tarjeta de crédito, cuotas. No se olvide de incluir los gastos anuales como los seguros y el impuesto a las ganancias. Suena tedioso, pero le garantizo que se asombrará con los resultados.

Al mismo tiempo, realice un seguimiento de sus ingresos. Comparar el dinero que entra con el sale puede ser muy útil. Salir hecho o perder dinero todos los meses puede indicar que debe encontrar una fuente de ingreso adicional y/o modificar sus hábitos de gastos drásticamente.

Herramientas para armar presupuestos. Puede hacerlo con lápiz y papel descargando una plantilla de presupuesto (la “Planilla de Presupuesto” de Google). También hay muchos calculadores de presupuestos interactivos en Internet que lo ayudarán a planificar sus gastos. Habilidades Financieras Prácticas para la Vida, un programa de gestión financiera personal gratuito ofrecido por Visa Inc., ofrece calculadores de presupuestos para todo, desde los gastos escolares y los gastos de vacaciones, hasta la jubilación (www.practicalmoneyskills.com/calculators).

Cuando esté listo para pasar al siguiente nivel, hay muchos paquetes de software y servicios de gestión de cuentas disponibles en Internet, algunos son gratuitos, mientras que otros pueden cobrarle un cargo único o mensual. Los más conocidos son Quicken, Mint.com, Yodlee and Mvelopes. Las prestaciones más comunes que ofrecen son:

- Consolidación de cuentas, importan los datos de las transacciones y saldos del banco, tarjeta de crédito, cuentas de inversión y otras cuentas a una base de datos común.

- Transfieren dinero entre cuentas, algunos también permiten pagar las cuentas en línea.

- Rastrean, categorizan y anotan las transacciones, que también es muy útil para calcular el impuesto a las ganancias.

- Cuadros y gráficos interactivos que ayudan a visualizar las modificaciones en los hábitos de gastos y ahorros.

Comience anotando sus metas financieras a corto y largo plazo,  comprar un auto nuevo o mudarse de casa, ahorrar para la jubilación y las vacaciones, pagar deudas, financiar los estudios universitarios, crear un fondo de emergencia, etc. Seguramente no resolverá todos estos problemas financieros de inmediato, pero comenzará a reducirlos; con el tiempo, notará mejoras graduales y tendrá más ganas de seguir adelante.

Estas son algunas sugerencias:

- Busque los gastos excesivos que pueda recortar o eliminar, al menos temporariamente.

- Reduzca las primas de los seguros aumentando los deducibles.

- Pague siempre al menos los saldos mínimos de los préstamos y las tarjetas de crédito para evitar los cargos por mora.

- Haga una lista de las cuentas ordenadas por tasa de interés y cancele primero las que tengan una tasa mayor.

Abra cuentas de ahorro por separado para las diferentes metas a largo plazo y haga que los aportes sean descontados automáticamente de su sueldo o cuenta corriente, aunque sea una pequeña cantidad por mes. No tome dinero prestado de una para pagar gastos de otra, especialmente de sus cuentas de jubilación, las consecuencias fiscales son terribles.

Para más consejos sobre presupuestos, visite www.mymoney.gov, la Fundación Nacional de Asesoramiento Crediticio (www.nfcc.org) y Habilidades Financieras Prácticas para la Vida. (www.practicalmoneyskills.com).

Al armar presupuestos -al igual que las dietas- recuerde el cuento de la tortuga y la liebre: con paciencia y constancia se gana la carrera.

 

Ahorre hasta un 95% en llamadas telefónicas internacionales. Vaya a la tienda CRÓNICAS tarjetas telefónicas haciendo clic aquí.

 

No sea vulnerable a las estafas por Internet

Por Jason Alderman

Estamos siempre advirtiéndoles a los adolescentes que sean cuidadosos en Internet; que no revelen información personal a extraños, que eviten las estafas, que informen cualquier conducta de intimidación. El mismo consejo también sería apropiado para el abuelo y la abuela. Las personas mayores son el segmento de nuevos usuarios de Internet de más rápido crecimiento, porque han descubierto el funcionamiento del correo electrónico, las compras y banca en línea, las redes sociales, las planificaciones de viaje y otras conveniencias que brinda Internet.

Incluso los más expertos en tecnología en ocasiones son presa de estafadores en línea, por lo tanto si sus padres o abuelos recientemente se zambulleron en Internet, aquí tiene algunos consejos de seguridad que puede compartir:

Actualice el software de seguridad. Asegúrese de que las computadoras cuenten con software antivirus y antispyware y enséñeles a actualizarlo regularmente.

Piense como si fuera un delincuente. Incluso el mejor software no es 100 por ciento infalible, por lo tanto enséñeles a ser precavidos y evitar las conductas molestas o delictivas. Por ejemplo:

- Solamente abra o descargue información de sitios confiables en los que usted haya navegado. No dé por sentado que un enlace de correo electrónico, incluso enviado por un amigo, necesariamente lo conducirá al sitio web legítimo de la compañía.

- No haga clic en ventanas o anuncios emergentes que aparecen cuando navega por un sitio.

- Las estafas comunes por correo electrónico destinadas a personas mayores ofrecen medicamentos con descuento y seguros a bajo costo y supuestas advertencias del IRS, que dicho sea de paso, nunca se comunica con los contribuyentes a través del correo electrónico.

- Las instituciones financieras nunca envían correo electrónico a los clientes para pedirles que verifiquen una cuenta o información de contraseña.

- Al comprar en línea, busque símbolos que indican seguridad como por ejemplo el ícono del candado en la barra de estado del navegador, una letra “s” después de “http” en la dirección URL o las palabras “Secure Sockets Layer” (SSL - capa de conexión segura) o “Transport Layer Security” (TLS – seguridad de la capa de transporte). Estos signos indican que el comerciante utiliza una página segura para la transmisión de información personal.

Todos éstos son trucos comunes que se utilizan para infectar su computadora con virus o para instalar spyware que registra lo que escribe en el teclado para obtener información de cuentas o confidencial.

Utilice contraseñas seguras. Se crea o no, la contraseña más frecuentemente utilizada es la palabra “contraseña”. Otras contraseñas comunes y seguras de rastrear son las secuencias numéricas simples y los nombres de mascotas, cónyuges e hijos.

Para crear contraseñas más seguras:

- Utilice al menos siete caracteres y mezcle letras mayúsculas y minúsculas, números y símbolos.

- Utilice contraseñas únicas para cada cuenta en caso de que alguna esté en riesgo.

- Cambie las contraseñas con frecuencia.

Proteja la información personal. Nunca publique información confidencial en ningún sitio web (ni la comparta por correo electrónico, correo postal o teléfono) a menos que usted haya establecido el contacto. Esto incluye también números de tarjetas de crédito, cuentas bancarias, Seguro Social, Medicare y licencias de conducir, domicilio/teléfono y fechas de nacimiento completas.

Establezca controles de privacidad. En los sitios de redes sociales como Facebook, revise atentamente las configuraciones de privacidad para limitar el acceso a su información personal. Del mismo modo, revise siempre la política de privacidad de una compañía para conocer de qué manera comparten su información con las organizaciones afiliadas.

Sea escéptico con respecto a las cosas “gratuitas”. Antes de suscribirse para recibir evaluaciones gratuitas, especialmente a través de ventanas emergentes o anuncios, asegúrese de conocer los términos y condiciones. Preste especial atención a las casillas previamente marcadas en las ofertas en línea antes de enviar la información de pago con tarjeta por alguna compra. Si no quita la marca de las casillas podría quedar sujeto a un contrato no deseado.

Para obtener más consejos sobre protección de la información personal y de cuentas y para prevenir el fraude en línea, visite www.VisaSecuritySense.com, que ofrece consejos de prevención contra el fraude en línea, al viajar, en establecimientos minoristas y cajeros automáticos, prácticas comerciales engañosas y más.

 

Ahorre hasta un 95% en llamadas telefónicas internacionales. Vaya a la tienda CRÓNICAS tarjetas telefónicas haciendo clic aquí.

 

Asesoría financiera para padres

Por Jason Alderman

Llega el Día del Padre y los padres de todas partes se están preparando para recibir una avalancha de regalos y “te quieros” de sus esposas e hijos. Si usted realmente desea retribuir su afecto, piense de qué manera puede proteger a su familia financieramente. Lo único que se requiere es un poco de organización y saber cómo destinar correctamente sus recursos.

Primero, obtenga un seguro. Si su familia depende de su ingreso, debe estar preparado para acontecimientos imprevistos de la vida ya sea un accidente, una enfermedad, desempleo o muerte. Cuente con una cobertura adecuada para:

- Seguro de salud. Todos necesitan un seguro médico, no importa si es joven o está sano. Sólo recuerde: Los planes médicos con primas más bajas no necesariamente son los más baratos en general; al elegir una póliza se deben considerar también los copagos, deducibles y prescripciones, cargos dentro y fuera de la red, límites de cobertura y exclusiones.

- Seguro para dueños o inquilinos de vivienda. No permita que un robo, incendio, plomería defectuosa u otras catástrofes dejen a su familia sin vivienda o sin sus pertenencias.

- Seguro de vida. Dependiendo de la cantidad de integrantes en su familia y sus edades, probablemente necesite una cobertura de al menos cinco a 10 veces su ingreso anual; más aún si desea cubrir los costos universitarios. Y no olvide asegurar la vida de su cónyuge para estar usted también protegido.

- Seguro de discapacidad. Millones de estadounidenses sufren alguna discapacidad en determinado momento durante sus años de trabajo lo suficientemente grave como para que pierdan meses o años de trabajo a la vez; sin embargo muchas personas dejan de lado el seguro de discapacidad, lo cual podría causar que no perciban ingresos al sufrir un accidente o enfermedad de gravedad. Conozca con anticipación más detalles acerca de la licencia por enfermedad de su empleador y los beneficios por discapacidad a corto plazo y, en caso de que se ofrezca seguro de discapacidad a largo plazo, probablemente valga la pena la inversión.

Comience a ahorrar. Para garantizar la seguridad financiera de su familia, tiene que realizar aportes regulares a diversos instrumentos de ahorro.

- Establezca un fondo de emergencia con efectivo suficiente para cubrir al menos seis meses de gastos de vida. Si esa meta parece inalcanzable, comience de a poco: Deposite automáticamente $50 por mes de su pago de nómina o cuenta corriente en una cuenta de ahorros por separado.

- Aunque falten décadas para la jubilación, cuanto antes comience a ahorrar y a acumular capital, más rápido crecerán sus ahorros. Si su empleador ofrece aportes patronales 401(k), realice los aportes suficientes como para aprovecharlos al máximo: Un aporte del 50 por ciento equivale a ganar un interés del 50 por ciento en ahorros.

- Una vez que esas dos cuentas estén bien establecidas, abra un 529 Qualified State Tuition Plan (Plan 529 del Estado para ayudar a pagar la universidad) o una Cuenta de Ahorros para la Educación Coverdell para comenzar a ahorrar para la educación de sus hijos.

Organícese. Asegúrese de ordenar sus asuntos en caso de que le suceda algo. Junto con su esposa, organice los archivos relacionados con:

- Pólizas de seguro de salud, de vivienda, del auto, de vida, de discapacidad y cuidados a largo plazo.

- Cuestiones bancarias, cuentas de tarjetas de crédito y préstamos, incluso las contraseñas.

- Un testamento (y posiblemente un fideicomiso) que describa de qué manera desea que se administre su patrimonio después de su muerte.

- Poder notarial y poder para la atención médica que especifiquen quién tomará decisiones financieras y médicas en caso de que usted sufra una discapacidad. Además, un testamento en vida le indica a los doctores qué tratamientos y procedimientos de soporte vital usted desea o no desea que se realicen.

- Certificado de nacimiento, licencia de matrimonio, tarjeta del Seguro Social, planes para el funeral y entierro, información de la caja de seguridad y otros papeles importantes.

Tome estas medidas para proteger a su familia ahora y créame, dormirá más tranquilo por las noches.

 

Recorte sus gastos de vacaciones

Por Jason Alderman

Para parafrasear a Yogi Berra: los precios de los combustibles son como un déjà vu que se repite todo el tiempo. La inestabilidad en África y Medio Oriente, entre otros factores, han llevado los precios del petróleo -y por consecuencia de la gasolina- a niveles que no veíamos desde el verano de 2008.

Desafortunadamente para quienes están planificando sus vacaciones de verano, los elevados precios de los combustibles están afectando muchos de los costos relacionados con el viaje.

- Si usted conduce, el costo para llenar el tanque aumentó exponencialmente desde el verano pasado.

- Los pasajes de avión, mayormente establecidos según el costo del combustible, están aumentando.

- Los alimentos en general son más caros debido al incremento de los costos de transporte.

- Los hoteles y otros negocios también están trasladando sus costos de aumento energético a los consumidores.

Debido a que los últimos años han sido estresantes para todos, probablemente necesite recargar sus baterías ahora más que nunca. A continuación, algunos consejos para planificar las vacaciones sin quebrar la banca.

Primero, sea realista sobre lo que puede pagar. Acumular deuda puede ser casi tan estresante como no tomarse vacaciones, por lo tanto, analice de qué manera los gastos de las vacaciones afectarán su presupuesto general. Elabore un presupuesto de viaje y trate de prever todos los posibles gastos. Es sorprendente cómo los gastos no previstos pueden arruinar rápidamente su presupuesto. Tenga en cuenta cosas como:

- Pasaje de avión: incluye tasas, cargos por exceso de equipaje o equipaje extra, transporte hacia y desde el aeropuerto, comidas y entretenimiento durante el vuelo, etc.

- Renta de vehículos: incluya impuestos, combustible, y seguro (no obstante consulte su seguro de automóvil y las políticas de tarjeta de crédito para no pagar una doble cobertura).

- Hotel/alojamiento: no olvide las tasas y otros aranceles locales, cargos por uso de teléfono/internet, servicio a la habitación, propinas, etc.

- Entretenimiento: incluya comidas, admisión a eventos y cargos por servicio de entradas, pases de transporte o taxis, alquiler de equipos deportivos, niñeras y vestimenta o accesorios especiales (pantalla solar, etc.).

- Cargos de roaming de celulares, especialmente en países extranjeros, áreas remotas y en el mar. Consulte a su compañía de telefonía celular con antelación para evitar sorpresas desagradables.

Practical Money Skills for Life, un programa de administración financiera personal gratuito de Visa Inc., posee una práctica calculadora de viaje en internet que puede ayudarle a calcular los costos de viaje y reajustarlos para satisfacer sus necesidades presupuestarias ( www.practicalmoneyskills.com/travel ). También está disponible como aplicación para iPhone, que puede descargar desde iTunes.

Busque ofertas de vuelos, hoteles y renta de automóviles en sitios populares como Orbitz, Travelocity, Kayak, Expedia, Priceline y Travelzoo. Pero tenga cuidado: Antes de hacer clic, “confirme”, para asegurarse de que el precio final concuerde con el presupuesto inicial y que su asiento aún esté disponible.

Considere pasar "vacaciones en casa", en donde usted pasa a ser un turista en su propia área y ahorre costos de viaje y alojamiento. Asegúrese de que sean unas verdaderas vacaciones y evite caer en la trampa de realizar tareas de rutina. Si se siente perdido y no sabe qué hacer, a continuación encontrará algunas sugerencias:

- Lea comentarios sobre restaurantes locales, museos, spas y más en www.yelp.com .

- Busque atracciones locales que nunca haya visitado en www.roadsideamerica.com  o www.usatourist.com .

- Eche un vistazo a los próximos eventos locales en www.eventful.com .

- Si se distiende haciendo jardinería, dedique tiempo a arreglar su jardín. Si lo detesta, debería darse el lujo de contratar a un jardinero.

- Utilice el dinero ahorrado por no haber viajado para contratar a una persona para la limpieza después de sus vacaciones en casa y despreocúpese de limpiar.

No deje pasar sus vacaciones, las tiene merecidas. Sólo tenga cuidado para no acumular gastos.

 

Para el Día de la Madre, ayude a su mamá a organizarse

Por Jason Alderman

El 8 de mayo es el Día de la Madre. Además de los regalos tradicionales como chocolates y flores, considere la posibilidad de pasar un par de horas ayudando a su mamá a organizar sus registros financieros, legales y médicos para que ella -y usted- sepa dónde está parada. Estar preparado facilitará mucho más la toma de medidas apropiadas si alguna vez surge un problema.

Estas son algunas de las áreas clave a poner en orden:

- Fuentes de ingresos por jubilación. Junte estos documentos para que su mamá conozca mejor la cantidad de ingresos que estarán disponibles a lo largo de la jubilación. Si ella sigue trabajando, su mamá ya debe recibir una declaración anual de la Seguridad Social que muestre los beneficios calculados en diferentes edades de la jubilación. También necesitará la declaración de su papá para determinar cualquier beneficio del cónyuge o sobreviviente potencial para los que ella podría ser elegible.

Las declaraciones anuales de los planes de pensiones para los que ella es elegible, que muestra los cálculos estimados y actualizados de los beneficios. Esto también podría incluir posibles indemnizaciones por muerte del cónyuge si su padre tiene una pensión.

IRA, 401 (k) u otras declaraciones del plan de ahorros para la jubilación.

Estados de cuenta bancarios de las cuentas de los cheques, ahorros, mercado monetario y CD.

Certificados de las acciones y los bonos de la compañía para las cuentas de inversión.

- Deudas Pendientes. Además reúna las declaraciones mensuales y los saldos pendientes de pago de los gastos más importantes, incluyendo hipoteca u otros préstamos sobre la propiedad, préstamo o línea de crédito hipotecario, préstamo o alquiler de autos, tarjetas de crédito, facturas médicas y préstamos personales.

Otros documentos importantes. Su mamá debe tener los documentos que indiquen cómo le gustaría manejar sus asuntos, busque:

- Pólizas de seguro médico, del propietario/ arrendatario, de automóvil, de vida, por incapacidad y cuidado a largo plazo.

- Un testamento (y, posiblemente, un fideicomiso), que exponga cómo quiere que su patrimonio sea administrado después de la muerte.

- Poder duradero y apoderado de atención de salud especificando quien hará sus decisiones financieras y de medicamentos si queda incapacitada. Además, un testamento vital le dice a los médicos qué tratamientos médicos y procedimientos de respaldo de vida ella quiere que le realicen o no.

- Acta de nacimiento, licencia de matrimonio, tarjeta de Seguro Social, planes de funeral y entierro, información de una caja de seguridad y otros documentos importantes.

- La información de contacto de proveedores de servicios profesionales, incluyendo médicos, dentista, farmacia, abogado, asesor financiero, banco o cooperativa de crédito, compañías de seguros, farmacia, etc. También dar a estos proveedores su información propia de contacto en caso de emergencias.

Revise todos los documentos importantes con regularidad y haga las actualizaciones cada vez que su situación cambia. Por ejemplo, asegurarse de que los beneficiarios designados por la voluntad de su mamá, seguro de vida y planes de jubilación reflejen con exactitud sus deseos actuales.

Si necesita ayuda en la orientación del debate sobre las necesidades actuales y futuras de su mamá, el sitio web especial para mujeres de la Seguridad Social proporciona cualquier información sobre la jubilación, discapacidad y otras cuestiones ( www.ssa.gov/women ). También tienen una Calculadora de la jubilación que automáticamente da su información de ganancias desde sus registros para calcular sus beneficios del Seguro Social proyectados en diferentes escenarios, tales como la edad de jubilación, las proyecciones de ganancias futuras, etc. ( www.ssa.gov/estimator ).

Otro buen recurso es la Iniciativa para el Ahorro de la Mujer, un programa desarrollado conjuntamente por la filantropía de la Familia Heinz, el Instituto de la Mujer para una Jubilación Segura y Visa Inc. Este programa gratuito presenta un libro denominado "Lo que las mujeres deben saber cuando se jubilan" que se puede pedir en CD o descargar como PDF o archivo de audio en practicalmoneyskills.com/resources.

Hablar de las finanzas no puede ser tan divertido como los chocolates y las flores, pero su mamá le agradecerá su preocupación por su futuro financiero.

 

Usos inteligentes para su devolución de impuestos

Por Jason Alderman

Todas las primaveras, millones de estadounidenses esperan recibir una jugosa devolución del impuesto sobre la renta. Y realmente es "jugosa" con la devolución federal promedio en 2010 situándose en torno a $ 3,000. Eso es mucho dinero que da el gobierno a través de lo que es esencialmente un préstamo sin intereses de un año de duración.

Si normalmente recibe grandes devoluciones, es probable que se le retengan demasiados impuestos de su sueldo. En su lugar, es posible que desee retener menos y poner el dinero a trabajar para usted, ya sea mediante el ahorro o la inversión de una cantidad similar cada mes, o usarlo para pagar deudas. Su objetivo debe ser recibir poco o nada de devolución a fin de año.

Pídale a su empleador un nuevo formulario W-4 y vuelva a calcular la deducción para la retención con la Calculadora de Retenciones del IRS en www.irs.gov. Esta también es una buena idea siempre que su pago o situación familiar cambie de forma significativa (por ejemplo, aumento de sueldo, matrimonio, divorcio, nuevo hijo, etc.). Tenga cuidado, porque si es muy poco lo que se deduce, podría terminar debiendo más de impuestos el próximo abril y, posiblemente, incluso intereses o multas. La Publicación 919 del IRS puede ser útil como guía en el proceso de toma de decisiones.

Algunas personas recibieron devoluciones de impuestos mayores a lo normal en 2009 y 2010 gracias al crédito Hacer que el Trabajo Pague (“Making Work Pay”), que venció el 31 de diciembre 2010. En su lugar, la mayoría de los contribuyentes verán una reducción del 2 por ciento en la cantidad que se retiene por la Seguridad Social en los cheques de pago del 2011.

Otro cambio este año fue un programa piloto del Ministerio de Hacienda que ofrecía a 600.000 familias de ingresos bajos y moderados, seleccionadas al azar, una oportunidad de que sus devoluciones de impuestos directos se depositen en una tarjeta de débito prepagada emitida a través del Banco Bonneville. El programa piloto exploró maneras de ahorrar dinero al gobierno (los depósitos directos cuestan 1/10º de lo que se tarda en procesar los cheques en papel), así como también de proporcionar a las personas sin cuenta bancaria un acceso más fácil y más rentable para sus devoluciones de impuestos.

Aquí hay algunas maneras para dar un buen uso a sus devoluciones:

- Pague deudas. Al aumentar la cantidad de su pago de los saldos de sus préstamos o tarjetas de crédito puede reducir significativamente la cantidad total de intereses pagados. Digamos que usted paga $ 80 al mes por el saldo de una tarjeta de crédito de $ 2.000 a un interés del 18 por ciento. Al duplicar su pago hasta $ 160, usted reducirá el tiempo de pago de 32 a 14 meses y recortar $ 295 de la cantidad total de intereses pagados.

- Comience un fondo de emergencia. Para proteger a su familia contra el impacto de un despido o de otras crisis financieras inesperadas (como una emergencia médica, accidente automovilístico o robo), separe suficiente efectivo como para cubrir por lo menos seis meses de gastos.

- Ahorre para su jubilación. Si su deuda y sus ahorros de emergencia están bajo control, aumente sus cuentas de IRA o 401 (k), especialmente si su empleador realiza contribuciones equivalentes: una contribución de 50 por ciento corresponde a una tasa de 50 por ciento de devolución.

- Invierta en usted. Inscríbase en cursos universitarios o de formación profesional para asegurarse de tener habilidades adicionales a los cuales recurrir en caso de que pierda su empleo o desee cambiar de carrera.

- Invierta en el futuro de su familia. Otro buen uso para su devolución es establecer un Programa autorizado de ahorro de matrícula 529 o una Cuenta de ahorro a Cuenta de Ahorro para la Educación Coverdell para financiar la educación de sus hijos o nietos: todo mientras se asegura de que sus contribuciones crezcan libres de impuestos hasta que se retiren.

 

La verdad sobre los seguros

Por Jason Alderman

En cuestiones de seguro, mucha gente se enfrenta al dilema de Ricitos de Oro: ¿La cobertura que estoy contratando es mucha, poca o la correcta? ¿Cómo determinar nuestros propios niveles de seguro asegurándonos de no malgastar el dinero en coberturas innecesarias o, lo que es peor, dejar a la familia expuesta?

Estas son algunas consideraciones: Todos necesitamos un seguro médico. Un accidente o enfermedad grave puede arrasar con los ahorros y sumirnos en deudas o llevarnos a la quiebra. Si usted está cubierto a través de su empleador, compare detenidamente todos los planes que le ofrecen. Tal vez el de la prima más baja no sea la mejor opción. Tenga en cuenta todos los demás factores que suman, franquicias, co-pagos, beneficios permitidos/no permitidos, cargos por utilizar servicios que no pertenecen a la red, cargos por medicamentos, etc. Además, compare las opciones disponibles a través del empleo de su esposa/o.

Si no tiene cobertura, evalúe otras opciones:

- Si lo han despedido recientemente, pregunte por la extensión de cobertura de COBRA a través de su ex empleador.

- Si tiene menos de 26 años, tal vez pueda enrolarse en el plan de sus padres. Para ver detalles, visite www.healthcare.gov.

- Los planes con franquicias altas ofrecen cobertura integral para enfermedades catastróficas a primas mucho más reducidas que las de los planes similares con franquicias bajas.

- La mayoría de los estados ofrecen seguro de alto riesgo a las personas que no califican para obtener un seguro privado. Es costoso, pero no se le puede negar a nadie. Para más información, visite www.naschip.org.

Seguro de vida

Si usted es soltero/a sin dependientes, puede arreglárselas con un seguro de vida mínimo o sin seguro de vida. Pero, si su familia depende de sus ingresos, muchos expertos recomiendan contratar una cobertura de, al menos, cinco a diez veces su salario. Cuando sus hijos hayan crecido, usted podrá reducir su cobertura, pero tenga en cuenta las necesidades de retiro de su cónyuge.

Seguro automotor

En la mayoría de los estados, el seguro automotor es obligatorio por una buena razón: Lo protege económicamente en caso de causar un accidente o de ser lastimado por un conductor sin seguro. Las tarifas varían considerablemente dependiendo de los niveles de cobertura y franquicia para: responsabilidad civil, conductor no asegurado y colisión; edad e historial de manejo; año y modelo del vehículo; cantidad de miembros de la familia asegurados; y dispositivos de seguridad (alarma, bolsas de aire, estacionamiento protegido, etc.)

Para reducir el costo del seguro automotor, Ruth Stroup, una agente de Farmers Insurance Group de Oakland, California, sugiere:

- Comparar precios con otras aseguradoras.

- Aumentar las franquicias de $250 a $1.000 podría reducir la prima entre un 15 y un 30 por ciento.

- Preguntar por descuentos para conductores seguros, conductores mayores de 55 años, combinación con otros seguros, como seguro de hogar/inquilino, etc.

Stroup agrega: “Mi mejor consejo sobre los seguros automotores es asegurarse de que el seguro de responsabilidad civil sea acorde al patrimonio y los ingresos. Un solo accidente puede arrasar con sus ahorros. Transferir este riesgo a una compañía de seguros es muy económico para los buenos conductores”.

Seguros del hogar

Su casa es, probablemente, su mayor inversión. Por eso, no se arriesgue a perderla ni a perder su contenido en algún desastre, accidente o robo imprevisto. Los inquilinos también deben tener un seguro: si bien el edificio está asegurado por su dueño, el contenido no lo está. Algunos consejos:

- Revise su cobertura periódicamente para ajustarla de acuerdo a la inflación, las mejoras en el hogar, las nuevas adquisiciones, los cambios en el estado marital/familiar, etc.

- Compare la tarifa que usted paga con la de otros aseguradores, pero evaluando los mismos ítems, ya que las pólizas pueden tener cláusulas diferentes.

- Adquiera cobertura adicional para ítems de valor, como joyas, obras de arte y computadoras, que pueden tener cobertura limitada.

No prescinda de cobertura esencial solo para ahorrarse unos dólares: A la larga, no conviene.

 

Entendiendo la calificación de crédito

Por Jason Alderman

Si intentó sacar un préstamo o abrir una nueva cuenta de crédito recientemente, se habrá dado cuenta de que los días de crédito fácil han quedado atrás. Los prestamistas, compañías aseguradoras, arrendadores e incluso algunos empleadores se dedican diligentemente a investigar su historial crediticio para ver si vale la pena arriesgarse con usted.

Una baja calificación de crédito puede costarle una pequeña fortuna a lo largo de la vida. En general, a las personas con una calificación de crédito baja o regular les sucede lo siguiente:

- Es más difícil calificar para una hipoteca, tendrá que pagar un mayor anticipo y una mayor tasa de interés, la cual se hará sentir con el correr del tiempo. Una persona con un crédito bajo podría tener que pagar $100,000 extra en intereses durante el periodo de vida de una hipoteca típica de $300,000 a 30 años.

- Del mismo modo, una persona con una baja calificación crediticia podría tener que pagar $10,500 adicionales en intereses en un préstamo de $25,000 a 60 meses para un automóvil.

- Las tasas de interés de las tarjetas de crédito podrían ser de 10 puntos porcentuales o más y los límites de crédito por lo general son mucho menores.

- Si bien la calificación de crédito no se calcula para las tasas de interés de préstamos estudiantiles federales, sí se calcula para los préstamos estudiantiles privados, lo cual a menudo redunda en tasas con varios puntos porcentuales más.

Algunos conceptos claves:

- Agencias de informes crediticios. Las principales agencias de informes crediticios – Equifax (www.equifax.com), Experian (www.experian.com) y TransUnion (www.transunion.com) – recolectan información de prestamistas que le otorgaron crédito, rastrean los números y los tipos de cuentas que usted utiliza, la antigüedad de las mismas y si ha pagado sus cuentas puntualmente.

- Informes de crédito. A solicitud suya o de un potencial prestamista (e incluso empleadores y arrendadores, cada vez con mayor frecuencia), las agencias preparan un informe que indica su historial crediticio hasta la fecha. Entre otras cosas, estos informes incluyen un resumen de las cuentas abiertas y cerradas, saldos pendientes, averiguaciones recientes y puntos negativos (pagos atrasados/pendientes, bancarrota, embargos fiscales, etc.)

- Calificación de crédito. Cuando usted solicita un nuevo crédito, el prestamista consulta a una agencia de informes crediticios para obtener una calificación de crédito de tres cifras, en base a la información de su informe crediticio, básicamente, un resumen general de su perfil crediticio en ese momento. El prestamista utiliza su calificación de crédito para complementar su propio criterio de selección a fin de determinar si puede correr el riesgo de otorgarle el crédito.

Cinco factores para determinar su calificación de crédito: historial de pago (por lo general, alrededor del 35 por ciento de su calificación), cantidad adeudada (30 por ciento), antigüedad del historial crediticio (15 por ciento), cuentas de crédito recientemente abiertas (10 por ciento) y tipos de crédito utilizados (10 por ciento). Estas cinco categorías podrían considerarse de manera diferente dependiendo de sus circunstancias individuales.

Puede pedir un informe crediticio gratuito por año en cada agencia. Haga su pedido a través del sitio autorizado por el gobierno www.annualcreditreport.com; de lo contrario, tendrá que pagar un pequeño cargo. Esto le ayudará a identificar un mal comportamiento crediticio y a detectar actividad fraudulenta y errores antes de que perjudiquen su crédito.

Una buena estrategia es ir rotando y solicitar un informe crediticio gratuito de cada agencia cada cuatro meses; de ese modo, tendrá un registro de sus informes a lo largo del año. También puede solicitar calificación de crédito individual por un costo de aproximadamente $15.

Hay muchos recursos que brindan información sobre qué puede hacer para proteger o reparar su calificación de crédito, como ser, Credit Education Center en www.myfico.com, la página de Crédito y Préstamos de Federal Trade Commission en la sección “Consumer Protection” en www.ftc.gov y What’s My Score, un programa de educación financiera de Visa Inc., que también presenta FICO Score Estimator (una calculadora de crédito de FICO) que le ayudará a calcular su calificación aproximada (www.whatsmyscore.org).

 

Evite la "resaca" financiera en las fiestas

Por Jason Alderman

En esta época del año, mucha gente comete excesos, ya sea en las comidas y bebidas o en los regalos y decoraciones navideñas. Se lamentarán de los dos primeros excesos a la mañana siguiente; pero los efectos del exceso de gastos comenzarán a sentirse cuando empiecen a vencer las cuentas, en enero.

Estos son algunos consejos para manejar los gastos de las fiestas y evitar las consecuencias de los gastos.

Arme un presupuesto. Antes de gastar un centavo en las fiestas, calcule cuánto podrá gastar con respecto a su presupuesto general. Muchos planificadores financieros recomiendan destinar a los gastos navideños no más del 1.5 por ciento de los ingresos anuales. Tenga en cuenta lo siguiente:

- ¿Sus ahorros podrán cubrir unos meses de gastos en caso de que lo despidan de su trabajo, tenga algún gasto médico inesperado u otra emergencia financiera?

- ¿Podrá cancelar todas las cuentas relacionadas con las fiestas en un par de meses?

- ¿Ya le resulta difícil pagar sus cuentas mensuales?

- ¿Tendrá que suspender sus ahorros jubilatorios para comprar regalos?

Reduzca los gastos. Revise cuánto gastó en los últimos años y vea cómo puede recortar los gastos. Tenga en cuenta: regalos para la familia, amigos y compañeros de trabajo; decoraciones; ropa/accesorios nuevos; papel de regalo y tarjetas; comidas especiales; gratificaciones de fin de año; y gastos relacionados con viajes. Algunos consejos:

- Revise los resúmenes viejos de su tarjeta de crédito y banco para refrescar su memoria.

- Organice loterías de regalos con la familia, amigos y compañeros de trabajo para que todos compren menos y más lindos regalos.

- Sugiera juntar dinero para hacer una contribución benéfica grupal más importante en lugar de donaciones individuales.

Organícese. Una vez que haya determinado su presupuesto total para las fiestas, haga una lista o una hoja de cálculo con columnas para:

- Todas las personas a las que debe hacerle un regalo como familiares, amigos, compañeros de trabajo, proveedores de servicios, etc.

- Límites de gastos y alternativas de regalos para cada persona.

- ¿Cuánto gasta realmente en cada regalo? Gastar de más en un regalo significa que deberá recortar otro gasto.

- ¿Qué le regaló a cada persona? Cuestión importante para evitar regalarle lo mismo el año próximo.

- ¿Qué le regaló cada persona a usted? De esa forma, evitará regalarle accidentalmente a una persona algo que ella le regaló a usted.

- Otros gastos (decoraciones, etc.)

Tarjetas de regalo: Si regala tarjetas de regalo, tenga en cuenta que hubo algunos cambios en las leyes que las rigen. Para las tarjetas vendidas después del 22 de agosto de 2010, la Ley sobre Rendición de Cuentas, Responsabilidad y Divulgación de Tarjetas de Crédito (CARD, por sus siglas en inglés) de 2009 exige lo siguiente:

- El dinero cargado a las tarjetas de regalo no debe expirar antes de los cinco años de la fecha de compra o de la última vez que se le agregaron fondos.

- Si la tarjeta expira pero los fondos no, usted puede solicitar un reemplazo de tarjeta en forma gratuita.

- No se puede cobrar cargos por inactividad o servicios hasta después de los 12 meses de inactividad; después de este plazo, solo se puede deducir del saldo un solo cargo mensual por este concepto.

Todos los cargos deben figurar en la tarjeta o en su envoltorio.

Algunos consejos más:

- Lea las políticas de devolución de las tiendas y comercios virtuales. Fíjese las fechas límites, exclusiones de venta o artículos de oferta y los cargos por reposición de inventario.

- Conserve los recibos. Muchos minoristas le devolverán la diferencia de precio si un artículo baja de precio dentro de las pocas semanas de su compra.

- Verifique si su contrato con la tarjeta de crédito ofrece extensiones de garantías de productos en forma gratuita y/o protección del precio (es decir, le devuelve la diferencia si usted encuentra un artículo idéntico a menor precio).

 

El jugador más valioso del Super Bowl ataca al analfabetismo financiero

Por Jason Alderman

Para muchos, desde mediados de noviembre hasta fin de año es un período de actividades frenéticas donde se pasan por alto muchas cuestiones importantes. ¿Quién tiene tiempo para revisar sus beneficios y papeles impositivos en las proximidades de las fiestas?

Pero, ¿si le dijera que dedicarle solo unos minutos a estas tareas mundanas podría ahorrarle cientos de dólares en impuestos? Estas son algunas sugerencias:

Revise su 401 (k). Si todavía no ha agotado todos sus recursos, pregúntele a su empleador si puede ponerse al día realizando un aporte adicional a su plan 401 (k), 403 (b) o 457 antes de fin de año. La mayoría de las personas pueden contribuir hasta $16500 en 2010, más un adicional de $5500 si son mayores de 50.

Si usted realiza aportes pre-impositivos, se reducen sus ingresos imponibles, lo que a su vez reduce sus impuestos. Además, si su empleador ofrece aportes compensatorios (básicamente, dinero gratis), asegúrese de aportar al menos lo suficiente como para aprovechar al máximo la compensación. El calculador de los “Efectos de los Aportes Jubilatorios en su Sueldo” del sitio www.dinkytown.com puede ayudarlo a calcular el impacto en sus impuestos.

Nota: El aporte máximo de 2010 a una cuenta Roth IRA tradicional es de $5000 ($6000 para los mayores de 50), pero se puede hacer hasta el 15 de abril de 2011.

Agote el saldo de su cuenta FSA. Si usted participa en cuentas de gastos flexibles de salud patrocinada por su empleador (FSA, por sus siglas en inglés), que le permitan usar sus dólares pre-impositivos para pagar gastos elegibles, asegúrese de agotar la totalidad de su saldo antes de la fecha límite anual del plan (a veces, hasta los 75 días del año siguiente); de lo contrario, usted perderá el saldo restante.

Puede usar su cuenta de salud FSA para pagar copagos, deducibles y dispositivos médicos (ej: anteojos, lentes de contacto, aparatos de ortodoncia); sin embargo, a partir del 1 de enero de 2011, los medicamentos de venta libre solo serán elegibles con receta médica (con excepción de la insulina), por lo que tal vez le convenga comprarlos ahora y guardarlos. Lea la Publicación 502 del IRS en www.irs.gov para ver el listado completo de los gastos deducibles y no deducibles.

Contribuciones benéficas. Si desglosa las deducciones de este año, las contribuciones benéficas hechas a organizaciones aprobadas por el IRS antes del 31 de diciembre de 2010 generalmente son deducibles de impuestos. (Lea la Publicación 78 del IRS para ver una lista completa de organizaciones).

Si tiene un dinero extra y quiere reducir sus impuestos de 2010 aún más, considere hacer ahora las donaciones que habría hecho en 2011.

Créditos fiscales de energía. Los créditos fiscales deducibles para ciertas mejoras energéticas a residentes principales se reducirán después del 31 de diciembre de 2010, a menos que el Congreso vote por la extensión de los niveles de 2010. Hasta entonces, usted puede reclamar un crédito fiscal por el 30 por ciento del costo total de productos elegibles comprados en 2009 y 2010, hasta un crédito máximo combinado de $1.500 por hogar.

Los productos elegibles son: cocinas a biomasa, sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado (HVAC); aislamiento; techos (metal y asfalto); ventanas y puertas; y calentadores de agua no solares. Lea detenidamente el sitio web de Energy Star (www.energystar.gov/taxcredits) para asegurarse de que su compra califique.

Donaciones. Usted puede dar hasta un total de $1 millón en donaciones durante su vida antes de que se le aplique el impuesto federal a las donaciones. Una forma de exceder ese límite –y evitar tener que presentar una Declaración Fiscal de Donaciones- es realizando donaciones anuales por separado de hasta $13000 por año, por persona. (Los matrimonios que declaran impuestos en forma conjunta pueden donar $26000 por receptor). Las reglas sobre donaciones e impuestos a los bienes son complejas, por lo que le recomiendo leer la Publicación 950 del IRS y consultar con su asesor financiero.

 

Responsabilidades financieras para el trabajador autónomo

Por Jason Alderman

Algunas personas comienzan a trabajar de manera independiente, para ser sus propios jefes, otros se dedican a ser cuentapropistas después de ser víctimas de las tasas de desempleo crónicas de hoy en día. Pero antes de emprender una actividad independiente, reconozca el hecho de que usted será responsable de muchas cosas de las que alguna vez se encargaba su empleador, como por ejemplo, brindarle seguro, deducciones de la nómina de pago para pagar impuestos y mantener su cuenta de jubilación. Tendrá que pasar tiempo haciendo estas tareas o pagarle alguien para que las haga.

No ignore estas responsabilidades financieras.

El seguro de salud es caro, pero salir sin él es extremadamente riesgoso: Más de la mitad de las quiebras personales provienen de elevadas facturas médicas. Afortunadamente, las primas mensuales son totalmente deducibles, lo que reduce considerablemente sus ingresos gravables.

Tenga en cuenta estas opciones:

- Cobertura a través del plan de su cónyuge, de un oficio o de una organización profesional.

- Cobertura de continuidad de COBRA a través de su ex empleador. Revise bien los requisitos de elegibilidad y los plazos de inscripción.

- Un corredor de seguros puede ayudarle a encontrar la cobertura privada adecuada. (Tenga en cuenta que las condiciones preexistentes pueden hacer que resulte no elegible).

- Los planes con deducible alto brindan cobertura integral para enfermedades catastróficas, a un costo más bajo que los planes con deducible bajo comparables.

- Muchos estados brindan seguro de alto riesgo si no califica para seguro privado. Para obtener más información, visite www.naschip.org. O investigue la Ley de Portabilidad y Responsabilidad del Seguro Médico (HIPAA) después de que su COBRA venza. Las reglas de elegibilidad son muy complicadas, así que consulte a un corredor de seguros que entienda del tema.

Calcular y presentar los impuestos es generalmente más complicado para los trabajadores autónomos. A menos que sea un genio en contabilidad, considere contratar a un profesional en impuestos, que se especialice en temas de trabajadores autónomos. Las multas y los honorarios que les ahorran a los clientes, y las deducciones que pueden descubrir, generalmente sobrepasan sus honorarios.

Algunas consideraciones sobre impuestos:

- Generalmente puede deducir muchos gastos relacionados con su negocio, que incluyen: honorarios legales y contables, oficina en el hogar (que incluye una parte de los servicios públicos y la renta), vencimientos profesionales y suscripciones, seguro comercial y licencias, capacitación y educación, y viajes y entretenimiento relacionados con los negocios. Para obtener detalles, consulte Publicación 535 del IRS en www.irs.gov.

- Debe pagar un 15,3 por ciento de ganancias netas en impuestos para trabajadores autónomos (para Seguro Social y Medicare). Sin embargo, puede reducir sus ingresos gravables en un 7,65 por ciento antes de calcular sus impuestos autónomos, y luego declarar una mitad del impuesto como deducción.

- Para obtener detalles visite el Centro de Impuestos para Personas Autónomas del IRS.

Ahorre para su retiro. Dado que no ganará una pensión proporcionada por un empleador ni beneficios 401(k), debe manejar su propia estrategia de ahorros para retiro. Afortunadamente, usted tiene varias opciones, que incluye IRA regular y Roth (puede aportar hasta $5.000 al año o $6.000 si es mayor de 50), y la IRA de Pensión Simplificada de Empleado (SEP), que le permite ahorrar aún más.

Algunos otros puntos sobre el trabajo como autónomo:

- La Administración de Pequeños Negocios (www.sba.gov) ofrece diversos cursos de capacitación y publicaciones en línea, además de clases sobre diversos temas, que incluyen cómo solicitar préstamos a la SBA, contabilidad, redacción de un plan de negocios, cómo comercializarse usted mismo y mucho más.

- Asegúrese de contar con un seguro de responsabilidad adecuado. Muchas pólizas de propietarios y locatarios no cubren pérdidas en negocios familiares, así que es posible que necesite una póliza a parte.

- Si su negocio se basa en computadoras, asegúrese de que su software sea compatible con el que utilizan sus clientes. Y encuentre un buen técnico de computadoras con anticipación, en caso de que su sistema colapse.

Trabajar por cuenta propia puede ser extremadamente gratificante, sólo asegúrese de anticiparse a las posibles dificultades antes de zambullirse.

 

En vigencia las últimas disposiciones sobre tarjetas de crédito

Por Jason Alderman

Si alguna vez tuvo que pagar una penalidad por pagar tarde el resumen de su tarjeta de crédito, estas noticias le interesarán: El 22 de agosto de 2010, la Junta de la Reserva Federal implementó la tercera y última etapa de la Ley de Tarjetas de Crédito (CARD) de 2009, que cambia radicalmente la forma en que operan los contratos de las tarjetas de crédito actualmente.

Probablemente, el más significativo de estos últimos cambios sea que la Reserva Federal ha impuesto límites a los montos que pueden cobrarse por el pago atrasado de los resúmenes de las tarjetas de crédito:

- En general, la penalidad por el primer pago atrasado no puede exceder los $25.

- Pero, en caso de haber más de un pago atrasado en un período de seis meses, la penalidad puede subir a $35 por cada atraso posterior.

- La penalidad por pago atrasado ya no puede exceder el monto mínimo adeudado. Por ejemplo, si su pago mínimo adeudado es de $15 y no lo paga en término, la penalidad por pago atrasado no puede exceder los $15.

Otros de los cambios son:

- No se puede cobrar a los consumidores más de una penalidad por una misma transacción. Por ejemplo, si el cheque con el que usted paga es rebotado, no le pueden cobrar una penalidad por cheque rebotado y otra por pago atrasado.

- No se puede cobrar a los titulares de tarjetas de crédito un “cargo por inactividad” por no utilizar la cuenta para realizar nuevas compras.

- Si el emisor de su tarjeta de crédito aumenta la tasa de porcentaje anual de su tarjeta (APR), debe explicar el motivo. Además, si su APR ha sido aumentada desde el 1 de enero de 2009, el emisor debe rever esa decisión a los seis meses y, si corresponde, reducir la tasa dentro de los 45 días, o comunicar por escrito el motivo por el cual seguirá vigente el aumento.

Otros de los cambios introducidos por la Ley CARD y que entraron en vigencia a principios de este año son:

- La tasa APR sobre las cuentas de tarjetas de crédito nuevas no puede ser aumentada en el primer año a menos que: Finalice un período introductorio (tasa inicial reducida); se trate de una tarjeta con tasa variable ajustable en base a un índice que haya aumentado; usted se haya acogido a algún plan de pagos de deuda y no lo haya cumplido; o usted se haya atrasado más de 60 días en el pago de, al menos, el monto mínimo de su tarjeta.

- Los emisores de tarjetas de crédito deben notificar con 45 días de anticipación el aumento de la APR sobre nuevas transacciones, o la realización de cualquier otro cambio significativo en la cuenta. Además, usted puede cancelar la tarjeta antes de que se apliquen estos cambios y cancelar el saldo a la tasa vieja.

- Los resúmenes de las tarjetas de crédito deben ser enviados por correo al menos 21 días antes de su vencimiento. Además, los pagos deben considerarse acreditados si se reciben antes de las 17:00 hs del día de su vencimiento.

- Cuando una tarjeta tenga saldos con tasas de interés diferentes – como en el caso de que haya una tasa para las compras y otra para las transferencias de saldos – los pagos deben aplicarse primero a los saldos con la tasa más alta.

- No se pueden aplicar cargos que excedan el límite del crédito, a menos que usted haya acordado (optado) previamente permitir que se apliquen cargos por encima del límite.

- Los emisores de tarjetas ya no podrán incluir los saldos diarios promedio de ciclos de facturación anteriores que no hayan sido pagados en su totalidad al calcular los cargos por intereses actuales (conocido como “facturación de ciclo doble”).

Para más información sobre las disposiciones de la Ley CARD, visite www.federalreserve.gov . Aquí también encontrará una fantástica guía que explica cómo funcionan las tarjetas de crédito ( www.federalreserve.gov/creditcard ).

Una última sugerencia: Lea siempre todas las cartas que le envían los emisores de sus tarjetas para asegurarse de estar informado sobre cualquier cambio en su cuenta.

 

Comprender el sistema medicare

Por Jason Alderman

La mayoría de las personas están familiarizadas con el sistema Medicare ya que probablemente ellas o algún miembro de su familia ya tengan la cobertura del programa de seguro de salud del gobierno. Pero con esta sopa de letras de opciones y reglas complejas, Medicare puede resultar abrumador para los no iniciados.

Si está cerca de los 65 años, estas son algunas de las cuestiones básicas del Medicare que debe saber:

Medicare provee beneficios a personas mayores de 65 años y a aquellas menores de 65 que tengan ciertas discapacidades o enfermedades renales en su etapa final. El período de enrolamiento inicial de la mayoría de las personas es de siete meses desde tres meses antes de cumplir los 65 años. Si no se inscribe en ese momento, entonces podrá hacerlo entre el 1 de enero y el 31 de marzo de cada año, con cobertura a partir del 1 de julio.

Medicare ofrece numerosos planes y opciones de cobertura, que incluyen:

- El Plan Parte A ayuda a cubrir los gastos de hospitalización, servicios de hogares de reposo y hospicios, y atención domiciliaria. La mayoría de las personas no pagan una prima mensual y son inscriptas automáticamente al cumplir los 65 años o después de haber recibido los beneficios por discapacidad de la Seguridad Social por 24 meses.

- El Plan Parte B ayuda a cubrir los honorarios médicos, los servicios de atención ambulatoria y algunos servicios preventivos. Es opcional y tiene una prima mensual. La mayoría de las personas son inscriptas automáticamente junto con el Plan Parte A. Para rechazar esta opción, siga las instrucciones que vienen junto a su tarjeta de Medicare (enviada por correo aproximadamente tres meses antes de cumplir los 65 años). Evalúe cuidadosamente el hecho de rechazar esta opción ya que, por lo general, tendrá una penalidad si decide inscribirse más tarde, a menos que actualmente esté cubierto por un plan laboral.

- Los planes Parte C (Ventaja Medicare) son planes HMO (Organización para el Mantenimiento de la Salud) o PPO (Red de Prestadores Preferidos) privados que proveen una cobertura similar a los Planes Parte A y B, pero que pueden incluir beneficios adicionales, como cobertura de medicamentos recetados, odontológica y oftalmológica. A cambio de tener que pagar menos dinero de su bolsillo y gozar de mayores beneficios, generalmente se requiere que utilice la red de prestadores del plan, la cual puede ser más limitada en comparación con la cantidad de prestadores a los que podría acceder con los Planes Parte A y B.

- El Plan Parte D cubre los medicamentos recetados. Es opcional y tiene una prima mensual. Estos planes privados varían mucho en términos de costos y medicamentos cubiertos. Al igual que en el Plan Parte B, se le podrá cobrar una penalidad por inscripción tardía si no se inscribe cuando le corresponde y decide hacerlo más tarde. Si usted tiene un Plan Parte C con cobertura de medicamentos, no necesita un Plan Parte D.

Muchas personas adquieren un seguro de salud Medigap (o Medicare Suplementario), ofrecido por aseguradores privados y que cumple estrictamente con las pautas de cobertura impuestas por el gobierno. Medigap ayuda a pagar muchos de los ítems no cubiertos por Medicare, incluyendo deducibles, co-pagos, co-seguros y, a veces, cobertura médica en el exterior.

La cobertura de Medigap ya está incluida en los planes de Ventaja Medicare Parte C; además, algunos empleadores y sindicatos lo ofrecen a sus jubilados. Los planes de Medigap pueden variar en términos de costos, beneficios cubiertos y estados participantes, por lo que debe comparar sus opciones cuidadosamente.

Comprender y elegir las opciones de Medicare correctas para su situación particular puede ser un proceso complicado. Para recibir ayuda, llame al 1-800-633-4227 o visite www.medicare.gov , donde encontrará:

- Publicaciones útiles, incluyendo “Medicare & You 2010”

- Herramientas para comparar los planes de cobertura de medicamentos, hospitales, hogares de reposo y planes de Medigap en su área.

- Un recurso para encontrar médicos locales y demás prestadores que participan en Medicare.

- Servicios cubiertos por los diferentes planes de Medicare.

- Instrucciones para la inscripción.

 

Diversifique sus inversiones

Por Jason Alderman

A menos que usted tenga un criadero de pollos, probablemente el sentido literal de la frase “No poner todos los huevos en una misma canasta” no sea aplicable. Pero todos sabemos lo que quiere decir esta frase: No deposite todo su dinero en un solo vehículo de inversión, porque corre el riesgo de perderlo todo. Piense en los empleados que invierten todo su dinero del Plan de Retiro 401(k) en acciones de la compañía y luego pierden todo cuando la compañía quiebra (como en el caso de Enron).

Entonces, ¿cómo puede asegurarse de diversificar su dinero correctamente? Muchos expertos financieros aconsejan la distribución de los activos, una estrategia financiera que busca equilibrar el riesgo y el retorno repartiendo sus activos entre diferentes clases de inversiones como acciones, bonos y títulos del mercado de dinero.

Cuanto más riesgosa sea la inversión, mayor será la posibilidad de obtener una recompensa financiera a largo plazo. Sin embargo, las inversiones riesgosas tienen mayor riesgo de pérdida a corto plazo, piense cómo resultó afectado el mercado bursátil en 2008.

Uno de los desafíos de la distribución de los activos es determinar hasta dónde desea arriesgarse. ¿Perdería el sueño invirtiendo en un fondo que podría llegar a perder dinero, o prefiere arriesgarse a sufrir pérdidas temporarias frente la posibilidad de que su cuenta crezca más rápido?

La edad también es un factor importante. Cuanto más cerca esté de retirarse, menos tiempo tendrán sus inversiones para recuperarse antes de que las necesite. Por el contrario, si le faltan 20 años para retirarse, usted tiene mucho tiempo para recuperarse de las caídas del mercado.

La diversificación dentro de las categorías de riesgo también es importante. Claramente, no resulta prudente invertir solo en unas pocas acciones. Es por eso que los fondos comunes de inversión son tan populares. Estos fondos reúnen el dinero de muchos inversores y compran un amplio espectro de títulos. De este modo, si una de las compañías del fondo quiebra, el impacto general se atenúa.

No son muchas las personas que cuentan con la experiencia o el tiempo para tener una cartera de inversiones diversificada con la mezcla adecuada de activos. Esa es la razón por la que la mayoría de los planes de retiro 401(k) y agencias bursátiles como Schwab y Fidelity ofrecen carteras con diferentes perfiles de riesgo que van desde extremadamente conservadores (mayoritariamente letras del tesoro o fondos del mercado de dinero) hasta muy agresivos (acciones de pequeñas empresas o de mercados emergentes de países en desarrollo).

Generalmente, cada cartera está compuesta por varias inversiones que, combinadas, alcanzan el nivel de riesgo apropiado. Por ejemplo, una cartera moderadamente conservadora podría contener entre un 55-60 por ciento de bonos, 35-40 por ciento de acciones, y 5-10 por ciento de instrumentos de alta liquidez. Por lo general, cuanto más agresiva sea la cartera, mayor será el porcentaje de acciones que contiene (es decir, a mayor riesgo, mayor recompensa).

Otra posibilidad son los fondos denominados “de vencimiento específico” (o ciclo de vida) ofrecidos por muchos planes de retiro 401(k) o agencias bursátiles. En este caso, usted elige el fondo más cercano a la fecha de su retiro y el administrador del fondo elige la combinación de inversiones apropiada. A medida que se aproxima su retiro, el fondo continúa “re-equilibrándose” para ser más conservador.

Si bien es conveniente, este sistema generalizado tal vez no satisfaga sus necesidades particulares; por ejemplo, tal vez usted desee invertir más, o menos, agresivamente, o tal vez no le guste alguno de los fondos incluidos. Además, verifique el prospecto del fondo para asegurarse de que las comisiones que le cobran sean competitivas.

Lo más prudente es consultar a un planificador financiero profesional antes de decidir cuál es la mejor combinación de fondos para cada situación particular. Si no tiene un asesor financiero, visite www.fpaforfinancialplanning.org para encontrar uno.

 

La reforma sobre tarjetas de crédito entra en vigencia

Por Jason Alderman

Un decreto importante que el Presidente Obama firmó el año pasado fue la Credit Card Accountability, Responsibility and Disclosure Act (Ley sobre Rendición de Cuentas, Responsabilidad y Divulgación de Tarjetas de Crédito, CARD por sus siglas en inglés), que introdujo cambios fundamentales a los acuerdos de tarjeta de crédito. Algunas disposiciones se adoptaron el año pasado, pero la mayoría de ellas entraron en vigor a partir del 22 de febrero de 2010.

A continuación, una visión general de algunos de los principales cambios: Restricciones a los aumentos de la tasa de interés. La tasa de porcentaje anual (APR) de interés sobre las cuentas de tarjeta de crédito nuevas no puede aumentarse durante el primer año a menos que:

- Finalice un periodo introductorio que esté claramente indicado (tasas iniciales reducidas); además, dichos periodos introductorios ahora deben durar seis meses como mínimo;

- Sea una tarjeta de tasa variable (no tasa fija) y la APR esté sujeta a un índice que aumente (por ejemplo, el Tesoro de los Estados Unidos);

- Usted entre en un plan de pago de deuda y no cumpla con sus términos; o usted se haya excedido 60 días para efectuar el pago mínimo mensual. Nota: la nueva reglamentación indica que debe restaurarse la APR previa después de que usted haya cumplido con seis meses de pagos puntuales.

Mayor aviso previo. Después del primer año, los bancos y las cooperativas de crédito que emiten tarjetas de crédito podrán aumentar la APR sobre las nuevas transacciones o efectuar cambios significativos en la cuenta, solamente dando aviso con 45 días de antelación. Además, deben darle la oportunidad de poder cancelar la tarjeta antes de que estos cambios entren en vigor y poder pagar el saldo conforme la tasa anterior.

Revisión de la tasa de interés. Cada seis meses, los emisores de tarjetas deberán revisar las cuentas cuyas tasas de interés fueron aumentadas en base a las condiciones del mercado, la capacidad de crédito del titular de la tarjeta u otros factores; además, si se justifica deberán reducir la tasa o notificar por escrito por qué todavía se aplica el aumento. En vigor a partir del 22 de agosto de 2010.

Puntualidad de facturación y pago. Los estados de las tarjetas de crédito deben enviarse al menos 21 días antes del vencimiento del saldo. Además, los pagos deberán acreditarse puntualmente si son recibidos antes de las 5 p.m. de la fecha de vencimiento.

Orden de saldos pagados. Cuando una tarjeta posee saldos con diferentes tasas de interés – por ejemplo, una tasa para las compras y otra para las transferencias de saldos – los pagos deben aplicarse primero al saldo con la mayor tasa.

Estados mejorados. Los estados de las tarjetas de crédito deben indicar claramente cuánto ha pagado de intereses y cargos anuales, la próxima fecha de vencimiento y los cargos potenciales por mora, y cuánto tiempo le tomará pagar su cuenta realizando pagos mínimos incluyendo el total de cargos por intereses.

Otros puntos destacados:

- Los cargos que excedan el límite no pueden cobrarse a menos que usted haya acordado (aceptado) previamente que se permitan cargos que excedan su límite de crédito.

- No le pueden cobrar cargos adicionales por pagar su factura por internet o por teléfono.

- Los emisores ya no podrán incluir saldos diarios promedio de un ciclo de facturación anterior que no se haya pagado completamente al calcular los cargos de intereses vigentes (conocido como "doble ciclo de facturación").

- Las personas menores de 21 años deben tener un garante para abrir una cuenta a menos que puedan demostrar su capacidad de pago del saldo de la cuenta.

Para conocer más acerca de los cambios de los acuerdos de sus tarjetas de crédito en particular, comuníquese con el banco o la cooperativa de crédito que emitió su tarjeta, o visite www.fdic.gov . Además, lea siempre la correspondencia de los emisores para estar actualizado respecto de cualquier cambio en las cuentas.

 

Para obtener mayores intereses y ganar más dinero

Por Jason Alderman

La gente guarda su dinero en lugares seguros como por ejemplo, las cuentas de ahorro, los Bonos del Tesoro y los Certificados de Depósito por diversos motivos. Podría ser por temor a perder su dinero en la bolsa de valores, la seguridad de saber que sus depósitos están asegurados por el gobierno o, en las cuentas bancarias al menos, para poder retirar fondos rápidamente cuando surge la necesidad.

No obstante, a cambio de esa comodidad y seguridad, los intereses que se obtienen por lo general no van al ritmo de la inflación.

Cuando la economía se estaba cocinando hace unos años atrás, no era rara una tasa de interés del 5 por ciento o más para los Certificados de Depósito a largo plazo. Pero cuando golpeó la recesión y comenzó a caer el índice de inflación, también lo hicieron los intereses. En estos días, las cuentas de ahorro tradicionales por lo general entregan sólo una fracción del 1 por ciento de interés, mientras que los Certificados de Depósito y Bonos del Tesoro no son mucho mejor.

Entonces, ¿cómo puede obtener mayores intereses sobre sus depósitos asegurados en estos días? ¿Podría creer que en una cuenta corriente?

A pesar de que con las cuentas corrientes generalmente se obtiene muy poco o nada de intereses, en los últimos años el producto llamado “high-yield reward checking” (cuenta corriente con recompensa de alto rendimiento) ha ganado popularidad. Estas cuentas a menudo pagan tasas de interés mucho mayores que las cuentas corrientes o de ahorro regulares, o incluso que los Certificados de Depósito a largo plazo del mercado actual.

Además de pagar intereses más altos, las instituciones financieras que ofrecen estas cuentas por lo general reembolsan cada mes una suma determinada de las tarifas de las transacciones cobradas por otros bancos por utilizar sus cajeros automáticos. Para las instituciones más pequeñas, esto ayuda a compensar el hecho de no contar con su propia red extensiva de cajeros automáticos.

Sin embargo, las cuentas corrientes de alto rendimiento generalmente tienen restricciones, como ser:

·  Una cantidad mínima de compras mensuales con tarjeta de débito (entre 10 y 15, generalmente).

·  Depósitos directos (como un cheque de sueldo) y/o transacciones de débito automático (por ejemplo, cuotas mensuales de gimnasio).

·  Emisión de estados de cuenta electrónicos únicamente.

·  Puede haber un límite sobre los saldos de cuenta elegibles para el alto rendimiento (normalmente $25,000 o menos); por encima de ese límite, la tasa que se aplica al resto podría ser mucho menor. Por lo general, no se requiere un saldo mínimo de cuenta, como sucede a menudo con las cuentas corrientes regulares.

·  Las cuentas pueden estar limitadas a clientes locales únicamente, a pesar de que muchas están disponibles nacionalmente.

Si no cumple con todos los requerimientos en determinado mes, la tasa de interés pagadera para ese mes podría caer significativamente, pero por lo general vuelve a repuntar una vez que usted reúne nuevamente todas las condiciones.

Tenga en cuenta otros factores al considerar una cuenta corriente de alto rendimiento:

·  Las tasas de interés son variables, por lo tanto, esté atento a los avisos de cambios.

·  Compare todas las tarifas con las que usted paga por su cuenta corriente actual.

·  Realice un seguimiento vigilante de su saldo para asegurarse de que este cubra todas transacciones de tarjeta de débito; de lo contrario, los cargos por giro en descubierto podrían absorber los intereses obtenidos.

·  Asegúrese de que el banco sea miembro de la Federal Deposit Insurance Corporation o FDIC (Corporación Federal de Seguros de Depósitos) para que tenga asegurado hasta $250,000 por depositante, por institución. Busque el enlace de “Bank Find” en www.fdic.gov .

·  La National Credit Union Administration (Administración Nacional de Cooperativas de Crédito) proporciona una cobertura similar a las cooperativas de crédito. Busque el enlace “Find a Credit Union” bajo la pestaña “Data and Services” en www.ncua.gov .

Una cantidad de sitios de Internet rastrean bancos y cooperativas de crédito que ofrecen cuentas corrientes de alto rendimiento, como por ejemplo, www.highyieldcheckingdeals.com , www.checkingfinder.com  y www.bankingmyway.com.

No se hará rico con los intereses que obtenga de estas cuentas, pero en esta economía cada dólar es de utilidad.

 

La baja inflación deja las deducciones de impuestos en su mayoría sin cambios.

Por Jason Alderman

Cuando se trata de la inflación, 2009 es en cierto modo un año de buenas y malas noticias, con varios mensajes diversos añadidos para completar la cosa.

De acuerdo con una medición de la inflación ampliamente utilizada, el Indice de Precios al Consumidor del Departamento de Trabajo para consumidores metropolitanos (CPI-U), la tasa de inflación en realidad disminuyó para el trimestre que terminó el 30 de septiembre, 2009, comparado con el mismo periodo del año anterior. Recuerde que los precios de la gasolina, que se dispararon durante el 2008 e impactaron otros numerosos gastos, cedieron considerablemente en 2009. Aquellos cuyas cuentas han continuado aumentando probablemente discutirán si en realidad fue más barato vivir en 2009 que en 2008. Independientemente, este es una importante estadística porque el IRS utiliza el CIP-U del tercer trimestre para determinar si docenas de números relacionados con los impuestos tales como el límite de la clasificación del impuesto sobre la renta y las máximas contribuciones del plan de ahorro para el retiro permanecerán de la misma forma o incrementarán el próximo año fiscal.

La buena noticia es que aunque muchos ahorradores temen que los límites de contribuciones del plan de retiro pueden en realidad caer por primera vez, el IRS determina que las disposiciones de la Ley del Seguro Social prohíben tales reducciones. La mala noticia, para aquellos a los que les hubiera gustado aumentar tales contribuciones el próximo año, es que no pueden hacer eso. Aún peor, debido a que la inflación fue tan baja, por primera vez en décadas, los beneficiarios del Seguro Social no recibirán incrementos de beneficio de costo de la vida en 2010, a pesar de Medicare Part D (cobertura de medicamentos de prescripción), se espera que las primas se incrementen.

Ante noticias mixtas, el IRS dejó sin cambios la mayoría de las deducciones fiscales que están sujetas a ajuste por inflación anual, aunque algunas aumentaron ligeramente. Aquí un resumen de algunos de los puntos de referencia fiscal comunes:

- Las exenciones de impuestos federales personales permanecen constantes en $3,650 por persona.

- La deducción estándar de impuestos por jefe de hogar aumenta por sólo $50 a $8,400. Permanece sin cambio en $11,400 para parejas casadas que presentan impuestos conjuntamente y $5,700 para personas solteras y aquellos que están casados pero que presentan impuestos separadamente.

- Varios umbrales de categorías tributarias aumentarán ligeramente, por ejemplo, el umbral entre el 15 por ciento y 25 porciento de clasificación fiscal para parejas casadas que presentan declaración de impuestos de forma conjunta aumenta de $100 a $68,000.

- La exclusión del impuesto anual sobre donaciones permanece sin cambio en $13,000.

- La base de salario gravable del Seguro Social (límite superior de ingresos sujeto a impuestos del Seguro Social) permanece sin cambio en $106,800

- La contribución máxima anual a los planes 401(k), 403(b) y 457 permanecen sin cambio en $16,500 (más $5,500 adicionales para aquellos mayores de 50). El límite anual para contribuciones combinadas de empleado y empleador a tales planes permanece en $49,000.

- La contribución máxima a un Roth IRA regular permanece sin cambio en $5,000 (aquellos mayores de 50 o más pueden contribuir con $1,000 adicionales).

- Parejas casadas que presentan impuestos en conjunto verán la cantidad que ellos pueden contribuir a Roth IRA reducida gradualmente si su ingreso bruto ajustado excede los $167,000 - un incremento de $1,000 sobre el nivel del 2009, de reducción progresiva de la limitación hasta el fondo para otros permanece sin cambio en $105,000

- Vaya a www.irs.gov para otros cambios fiscales para el 2010.

Conclusión: En 2010, la inflación juega un papel menor en términos de cambios en el umbral de los impuestos comparado con años anteriores.

 

Recordatorio de financiero básico

Por Jason Alderman

Hasta que usted consiga el hábito, reservar ahorros nunca será fácil. Pero entre más rápido comience, más rápido empezará a ver resultados. Como lo verá más adelante, cuando se trata de ahorros, el tiempo es su mejor aliado:

- La fuerza de combinar. Cuando usted reinvierte el interés ganado en las cuentas de ahorros u otros vehículos de inversión, el interés hace crecer (compone) el valor de la cuenta mucho más rápido que si usted lo retira. Por ejemplo, una inversión única de $10,000 que gana un 6 por ciento al año crecería a $17,908 en 10 años si usted reinvierte el interés; después de 20 años tendría $32,071 y $57,435 después de 30 años.

- Inversiones regulares. Usted no necesita empezar con una inversión inicial tan grande para obtener grandes ganancias. Digamos que tiene 21 años, inicia con un saldo de cero, ahorra $100 al mes, gana 6 por ciento de interés anual y reinvierte el interés. Después de 10 años usted tendría $16,470; $46,435 después de 20 años y $100,954 después de 30 años. Si se retira a la edad de 66 años su cuenta tendría un valor de cerca de $276,978 y todo por una inversión de $100 al mes.

- Sin embargo el tiempo es importante. Posponer sus ahorros por sólo dos años reducirá su saldo en 20 años a sólo $38,929 (más de $7,500 menos). Espere cinco años para empezar a ahorrar y su saldo podría caer a $29,277 en 20 años.

- Ahorros con impuestos diferidos. Otra manera de acelerar el ahorro es aprovechar los ahorros tributarios que se ofrecen por medio de los programas de ahorro para el retiro como los planes 401(k) e IRAs. Con un 401(k), puede contribuir hasta con $16,500 al año (ó $22,000 para aquellos mayores de 50 años) en base previa a impuestos. Esto disminuye su ingreso gravable (y por lo tanto sus impuestos) y le permite a su cuenta crecer libre de impuestos hasta que retire el dinero al momento de su retiro.

Los IRAs regulares ofrecen ventajas previas a impuestos similares; o puede contribuir a un plan de jubilación Roth IRA usando ingresos después de deducir impuestos y sus ahorros estarán completamente libres de impuestos al momento de su retiro. El límite de contribución anual del IRA es de $5,000 ($6,000 para mayores de 50 años).

Practical Money Skills for Life, el programa de administración financiera personal de Visa Inc., le presenta una guía para los planes 401(k) en www.practicalmoneyskills.com/benefits . Para aprender más sobre IRAs, visite la página del IRS www.irs.gov .

- Riesgo. Entre más riesgosa sea una inversión, más grandes serán las ganancias (o pérdidas) potenciales. Por ejemplo, las cuentas de ahorro ofrecen índices bajos de interés a cambio de un riesgo mínimo o inexistente, mientras que las acciones pueden ganar potencialmente montos de inversión de dos dígitos por largos periodos pero a un riesgo más alto.

- Inflación. La inflación mide la tasa en la cual se incrementa el costo de las mercancías y servicios en el tiempo. Si sus inversiones ganan un interés del 2 por ciento pero la tasa de inflación es del 3 por ciento, el resultado neto es una pérdida del 1 por ciento. Es por eso que muchos expertos financieros a veces recomiendan que las personas con por lo menos cinco a 10 años para el retiro mantengan una parte de sus ahorros en inversiones de alto riesgo como acciones o bonos; de otra manera, es difícil sacarle la delantera a la inflación.

Tenga en mente que no importa qué tanto interés ganan sus inversiones, si arrastra saldos de su tarjeta de crédito o de préstamo (aparte del interés hipotecario deducible de impuestos), usted estará mermando cualquier ganancia que pueda tener.

Para ver consejos sobre el manejo de tarjetas de crédito y deuda, visite el sitio de crédito y débito de Practical Money Skills for Life www.practicalmoneyskills.com/credit .

 

Proteja su salud durante tiempos difíciles

Por Jason Alderman

En esta economía desafiante, muchas personas han restringido gastos opcionales como vacaciones, entretenimiento y excursiones de compra. Desafortunadamente, muchas personas, aún aquellos con seguro médico, también están recortando servicios de salud que ya no pueden pagar, incluyendo cuidado preventivo, revisiones médicas y medicamentos para condiciones crónicas. Este ajuste presupuestario de corto plazo podría tener consecuencias desastrosas a largo plazo, ya que condiciones de fácil tratamiento o prevenibles se transforman en enfermedades mucho más serias y costosas.

Mientras nuestro gobierno lucha para resolver la crisis nacional de salud, he aquí algunas sugerencias para estirar su dinero en asistencia médica y garantizar que su familia reciba la atención adecuada:

- Utilice su plan sensatamente. La mayoría de las aseguradoras en salud ofrecen materiales educativos sobre cuidado preventivo como el dejar de fumar, perder peso y el manejo de una enfermedad crónica (como diabetes y colesterol alto). Muchos inclusive ofrecen incentivos económicos para completar los programas de tratamiento, obtención de inmunizaciones y uso de medicamentos genéricos, ya que estas prácticas ahorran dinero a largo plazo.

Revise el sitio web de su proveedor para más detalles, o visite el sitio "Prevention" ("Prevención") de HHS (Departamento de Salud y Servicios Humanos  www.hhs.gov/safety ), para información y enlaces de web en temas como buen estado físico, nutrición, modificaciones de conducta riesgosa y mucho más.

- Exploraciones médicas sin costo. Muchas farmacias, clínicas y organizaciones de salud como National Kidney Foundation (Fundación Nacional del Riñón www.kidney.org ) y the American Academy of Dermatology (Academia Americana de Dermatología www.add.org ) ofrecen exploraciones sin costo para enfermedades como padecimientos del riñón, cáncer de piel, diabetes y enfermedades del corazón. Busque "free screenings" ("exploraciones sin costo") en www.hhs.gov  para exploraciones cerca de usted.

- Negocie con proveedores. Antes de ir sin el cuidado necesario, hable con su doctor, dentista u hospital sobre sus dificultades financieras y vea si ellos trabajarán con usted para reducir las cuotas o permitirle pagos parciales. También le pueden sugerir tratamientos alternativos o ponerlo en contacto con programas que le ayudarán a pagar por la atención médica.

Por ejemplo, la mayoría de empresas farmacéuticas ofrecen programas de asistencia a pacientes (PAPs) que brindan acceso a medicamentos a personas sin seguro y de bajos ingresos que de otra forma no podría ser posible. Pregunte a su doctor, farmacéutico o clínica de cómo proceder, o visite a Partnership for Prescription Assistance (Asociación para Asistencia en la Prescripción www.pparx.org ), que tiene información sobre la inscripción en más de 475 PAPs públicos y privados, que incluyen enlaces a programas de Medicaid (programa de asistencia sanitaria a personas sin recursos).

- ¿Se quedó sin trabajo? Solicite COBRA. En el marco del plan de estímulos económicos 2009, el gobierno pagará el 65 por ciento del costo de la cobertura de COBRA por un periodo de hasta nueve meses para empleados que fueron despedidos entre el 01 de septiembre del 2008 y el 31 de diciembre de 2009. Por supuesto que la cobertura todavía sigue siendo costosa, pero mucho menos que si usted no estuviera asegurado y hubiera contraído una enfermedad o hubiera tenido un accidente serio.

- Utilice los recursos públicos. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos (HHS), ayuda a financiar a más de 7000 centros de salud comunitaria al servicio de millones de estadounidenses sin seguro o con seguro insuficiente. Los pacientes pagan en base a lo que ellos pueden desembolsar por servicios como revisiones médicas de rutina, atención por maternidad, inmunizaciones, prescripción de medicamentes, y cuidado dental, salud mental y por abuso de sustancias.

Para mayor información sobre este programa y localización del centro de apoyo HHS más cercano, visite http://bphc.hrsa.gov . Además, muchos hospitales de enseñanza universitaria y escuelas de odontología operan clínicas con una escala móvil de pagos.

- Medicaid. Muchas personas no aseguradas, aún no elegibles para Medicare (programa estatal de asistencia sanitaria a personas mayores de 65 años), pueden conseguir una cobertura médica a través de programas de Medicaid administradas por el estado. Para mayor información visite www.cms.hhs.gov/MedicaidGenInfo .

No permita que las preocupaciones económicas le ocasionen ignorar las necesidades de salud de su familia. Los recursos están disponibles; sólo tiene que salir a buscarlos.

 

Protección de su dinero

Por Jason Alderman

"Si parece demasiado bueno para ser cierto, probablemente no lo sea". ¿Cuántas veces usted ha escuchado esa expresión? Incluso en tiempos económicos favorables, las personas que en otras circunstancias son cautelosas pueden ser engañadas por planes o inversiones para hacerse ricos rápido que prometen rendimientos poco realistas. Pero cuando los tiempos se tornan difíciles, la gente cada vez más cae en estos engaños en su búsqueda para llegar a fin de mes.

Mucha gente, que se siente abrumada por la complejidad del tema, emplea a un profesional de planificación financiera para obtener consejos. Sin embargo, como los titulares recientes han mostrado, incluso los expertos en inversión de gran reputación a veces resultan ser artistas que simplemente venden el fraude. Entonces, ¿cómo puede proteger y desarrollar sus activos y el plan para su futuro financiero?

Primero, edúquese. Hay una riqueza de información accesible en línea, en las bibliotecas, las librerías o en la universidad de la comunidad local. Obtenga una sólida base en conceptos financieros básicos por ejemplo:

- La importancia de ahorrar para metas a corto y largo plazo

- Control de deudas

- Crear y vivir de acuerdo a un presupuesto

- Cómo funcionan los productos bancarios, de crédito y préstamo

- Por qué la calificación crediticia es tan importante

- Planificación para eventos inesperados

Los recursos provechosos incluyen:

- MyMoney.gov, el sitio web del gobierno de los Estados Unidos, dedicado a enseñar los fundamentos sobre la educación financiera ( www.mymoney.gov )

- JumpStart Coalition para la instrucción financiera personal, un centro de intercambio de materiales diseñados para niños (www.jumpstartclearinghouse.org ).

- AARP, que asesora y recomienda a las personas mayores de 50 años todos los aspectos de sus vidas personales y financieras ( www.aarp.org )

- El sitio gratuito de gerencia financiera personal de Visa Inc., Destrezas Prácticas para el Manejo de Dinero de por Vida, que presenta herramientas interactivas, artículos y otros recursos para adultos, niños y educadores (www.practicalmoneyskills.com ).

No actúe de manera independiente. ¿Por qué no forma un club de lectura/grupo de discusión en el cual pueda compartir miedos, pasos equivocados e historias financieras de éxito con amigos que sea de apoyo mutuo? A veces es más fácil digerir la información y hacer planes de acción en forma conjunta. Un buen lugar para comenzar es leyendo "The Difference: How Anyone Can Prosper in Even the Toughest Times" (La diferencia: Cómo prosperar en los tiempos aún más difíciles), del autor que más vende y editor financiero de "Today Show" (El show actual) Jean Chatzky.

Finalmente, no descarte consultar con un planificador financiero. Aunque no estén a su alcance los servicios de gestión de dinero continuos, considere contratar un tercero temporalmente para que lo ayude a materializar sus metas financieras y localizar áreas de averías en las cuales pueda fallar, por ejemplo: ahorros para la jubilación, planificación de propiedad o protección de seguro adecuado.

Muchos tipos de profesionales se llaman planificadores financieros pero todos no tienen el mismo entrenamiento o especialidades. Diferentes grupos que certifican a los planificadores tienen sus propios requisitos de acreditación, reguladores y guías de consulta éticas, pero los requisitos de educación y experiencia varían. Si no tiene una referencia de confianza, los buenos recursos para obtener más información sobre las diferentes clases de planificadores incluyen la Asociación de Planificadores Financieros ( www.fpanet.org ), la Asociación Nacional de Asesores Financieros Personales ( www.napfa.org ), y el Consejo de Estándares para Planificadores Financieros Acreditados (Certified Financial Planner Board of Standards - www.cfp.net ).

Si es necesario, entreviste a varios candidatos hasta encontrar a alguien en quien confiar, que haga preguntas pertinentes acerca de su situación, y que no trate de venderle productos o los servicios innecesarios. Pida referencias y asegúrese de que esté registrado en la Asociación Norteamericana de Administradores de Valores ( www.nasaa.org ).

 

El Plan de Estímulo proporciona créditos fiscales eficaces de energía

Por Jason Alderman

Una forma en la cual el gobierno espera que su plan de estímulo económico de 2009 dé un empuje a la economía es mediante la inversión de mil millones de dólares en las industrias que respaldan el rendimiento energético; todo desde la tecnología de la batería de coche eléctrica hasta las turbinas de viento para modernizar la red de energía del país.

Sin embargo, las sociedades anónimas no son las únicas que reciben incentivos: los contribuyentes individuales pueden cosechar considerables beneficios de impuestos mejorando el rendimiento energético doméstico; sin mencionar los ahorros a largo plazo en los cuales incurrirán al reducir sus facturas de impuestos de servicios y combustible.

Estos son algunos de los puntos relevantes:

El crédito impositivo total que puede reclamar por muchas mejoras domésticas para el rendimiento de la energía hechas durante 2009 y 2010 ha aumentado de $500 a $1500. Esto es un total acumulativo de $1500, así que puede dividirlo en dos años, sin embargo, usted elige.

Ahora puede reclamar un crédito impositivo para 30 por ciento del precio de compra para una variedad de mejoras para el hogar, hasta el límite de $1500. El crédito por los costos de la instalación también se permite en ciertos casos, por ejemplo para sistemas de HVAC (calefacción, ventilación y aire acondicionado), estufas de biomasa, calentadores de agua, paneles solares, bombas de calor geotérmicas, sistemas de energía eólicos y celdas de combustible.

Los créditos fiscales para muchas mejoras domésticas para el rendimiento de la energía que se alcanzaron previamente en 2006 y 2007 pero luego se anularon en 2008 se pueden elegir nuevamente durante 2009 y 2010. Algunos costos comunes cubiertos incluyen:

- Las mejoras domésticas estructurales diseñadas para evitar los escapes de calor y refrigeración, incluyendo aislante, azoteas metálicas y de asfalto, ventanas exteriores y de tormenta, puertas (incluyendo patio y vidrio corredizo), claraboyas y colocación de burletes.

- Sistemas de HVAC, incluyendo aire acondicionado central, fuente de aire y bombas de calor geotérmicas, y hornos de gas natural, propano y aceite.

- Calentadores de agua de bomba de calor a gas, aceite, propano, solares y eléctricos.

- Estufas de biomasa (materia de planta).

- Otra tecnología de energía renovable incluyendo generadores de viento pequeños y los sistemas fotovoltaicos.

- Combustible híbrido, diesel, de batería eléctrica, alternativo, celda de combustible y coches eléctricos que se enchufan.

Observe que hay requisitos y restricciones específicas para cada uno de estos productos, así que asegúrese de hacer su investigación antes de comprarlos. Por ejemplo, con los vehículos, hay solamente un número finito de créditos disponible por fabricante, así que verifique con el distribuidor.

Un buen recurso para obtener las reglas es el sitio web de Energy Star del gobierno, que ha detallado la información sobre los diferentes créditos fiscales disponibles (www.energystar.gov/taxcredits ).

Algunos consejos adicionales:

- Los expertos acuerdan que antes de hacer inversiones importantes como los sistemas de HVAC o de los paneles solares, primero debe mejorar el aislante de su hogar. El aislante apropiado puede reducir sus cuentas de calefacción y refrigerio en un 20 por ciento o más.

- Guarde todos los recibos y pida que los contratistas separen los costos de la mano de obra y de los materiales en caso de que alguna vez le hagan una auditoria. También guarde las copias de las declaraciones de la certificación del fabricante para sus registros.

- Aun cuando no se cubren bajo el programa del crédito impositivo federal, muchos otros artefactos de Energy Star como refrigeradores, lavadoras y lavaplatos pueden calificar para cierto estado y los programas de rebaja locales. Estos artefactos de ahorro de energía consumen hasta 50 por ciento menos electricidad y agua que modelos estándares. Pregunte detalles en el lugar en el cual compra el artefacto.

Siéntase bien sobre el impacto que puede tener en medio ambiente –y en su billetera– aprovechando estos créditos fiscales de ahorro de energía.

 

Consejo financiero para nuevos padres

Por Jason Alderman

Las personas a menudo dicen que las madres tienen el trabajo más duro del mundo y no lo cuestionaría. Pero ser padre puede ser el segundo trabajo más duro del mundo Y ser papá por primera vez es un desafío para todos los hombres.

Dejando de lado los rigores físicos y emocionales de la paternidad, las implicaciones financieras de tener un hijo son asombrosas. De acuerdo con el USDA, el costo promedio para que una familia de ingresos medios críe un niño hasta la edad 18 años es más de $200 mil; e incluso este no incluye la universidad. Entonces, no es de extrañar que casi 40 por ciento de los norteamericanos encuestados por Visa Inc. dijeron que no estaban preparados financieramente para el nacimiento de su primer hijo.

De papá a papá, déjeme compartir algunas estrategias de planificación financieras que pueden ayudar a planear un futuro financiero fuerte para su familia. Asegúrese. Aunque los adultos jóvenes y solteros a menudo están subasegurados, si su familia depende de su entrada, deben estar preparados para los eventos inesperados de la vida. Compre una cobertura adecuada para:

- Seguro médico. Si no piensa que los niños son costosos, comience a sumar los costos para los exámenes prenatales, parto, vacunaciones, chequeos, brazos rotos, medicaciones, visitas al dentista, aparatos, y la lista continúa. Al comparar los planes médicos, focalice en asuntos como primas mensuales, copagos, deducibles y montos de recetas, cargos dentro y fuera de la red, y los límites y las exclusiones de la cobertura.

- Seguro para propietario de vivienda/inquilino. No permita que un robo, incendio, plomería defectuosa u otras catástrofes dejen a su familia sin posesiones o un lugar para vivir. Considere elegir un deducible más alto para bajar su prima, y opte por la cobertura de "costo de reemplazo", que substituirá los artículos al dólar actual.

- Seguro de vida. Según el tamaño y las edades de su familia, probablemente quiera una cobertura que valga al menos cinco a 10 veces su paga anual; más, si desea cubrir los costos de la universidad. Y no se olvide de asegurar a su cónyuge para que también esté protegido.

- Seguro por invalidez. Casi un tercio de nosotros sufrirá discapacidades graves entre las edades 35 y 65. Con todo, mucha gente renuncia al seguro por invalidez a largo plazo, potencialmente dejándolas sin una renta después de un accidente o de una enfermedad grave.

Comience a ahorrar ya mismo. Es irónico: cuando es joven y está menos a su alcance, es cuando puede hacer el impacto más duradero en su futuro financiero. Cuanto antes comience a ahorrar y "ajustar" o reinvertir el interés ganado, más rápido crecerán sus ahorros. Eso es verdad si está ahorrando para comprar una casa, pagar su jubilación o enviar a sus hijos a la universidad.

Un consejo: Si su patrón ofrece contribuciones de contrapartida 401(k), contribuya por lo menos lo suficiente para aprovechar completamente la contrapartida: una contrapartida de 50 por ciento es lo mismo que ganar un 50 por ciento de interés en ahorros.

Y finalmente, gaste de manera responsable. Si compra cosas que realmente no necesita o no están a su alcance, el único resultado será que tendrá que trabajar más horas para pagarlas. Ése es tiempo irrecuperable que podría haber pasado viendo a sus hijos crecer.

 

El proyecto de ley de estímulo paga la universidad

Por Jason Alderman

El financiar la universidad se está volviendo un poco más fácil, gracias al proyecto de ley de estímulo económico. Para el 2009 y el 2010 (quizás más, dependiendo de la aprobación del Congreso) muchos programas de ayuda educativa se están expandiendo por cientos de millones de dólares.

Aquí hay algunos puntos sobresalientes:

Se incrementa la Beca Pell. La cantidad máxima anual para Becas Pell (becas sin costo para los estudiantes de bajos recursos) se incrementa de $4,731 a $5,350 en 2009. El Congreso está considerando la propuesta del Presidente Obama para impulsar el máximo a $5,500 el siguiente año. La Beca Pell no requiere pagarse y puede usarse para gastos de matrícula, libros y vivienda mientras se inscriba en una institución participante. Para solicitarla, necesitará llenar la solicitud gratuita para recibir ayuda federal del estudiante (FAFSA o Free Application for Federal Student Aid) en www.fafsa.ed.gov. Note que la fecha límite federal para la presentación de la FAFSA para el año 2009-2010 es el 30 de junio del 2009.

Nuevo impuesto crediticio. La Beca Hope, un crédito tributario educativo que disminuye la carga impositiva de un estudiante o una familia, está siendo reemplazada en el 2009 y el 2010 por el Crédito Tributario de Oportunidad. Las mejoras incluyen:

Expansión del Programa Federal de Trabajo y Estudio. Se agregaron cerca de $200 millones a este programa, lo que proporciona trabajos de medio tiempo en campus a los estudiantes. Se determina la elegibilidad por la información proporcionada en la FAFSA.

Financiamiento de computadoras. Se permiten los retiros libres de impuestos de los Planes de Ahorro de Universidad 529 para computadoras, además de la colegiatura, pensión completa y libros.

Muchas personas optan por los préstamos cuando las subvenciones, becas y créditos tributarios no pueden cubrir todos los costos relacionados con la universidad. Los préstamos auspiciados por el gobierno incluyen:

Los préstamos auspiciados de forma privada, incluyendo de Sallie Mae, bancos y otros prestamistas están también disponibles pero pueden tener tasas más altas y términos diferentes, así que investigue primero las opciones auspiciadas por el gobierno.

Gracias a estas mejoras del proyecto de ley de estímulo, el financiar la educación de la universidad será más fácil para más millones de estadounidenses.

 

Antes de comprar un automóvil nuevo, considere los costos ocultos

Por Jason Alderman

Éstos son tiempos interesantes para los posibles compradores de automóviles. Para ayudar a la industria automotriz aquejada de problemas, el paquete de incentivos aprobado recientemente por el gobierno incluye un incentivo impositivo significativo para comprar un automóvil nuevo (no usado), camiones livianos, vehículos recreativos o motocicletas antes del 31 de diciembre de 2009. Si lo hace, puede deducir impuestos a las ventas del estado locales e internos de consumo en hasta los primeros $49500 del precio de compra. Esta deducción "por encima de la línea" (lo que significa que usted la puede tomar aunque no detalle las deducciones) se suprime gradualmente para las personas cuyos ingresos brutos ajustado se encuentren por encima de $125 mil (o $250 mil en caso de estar casados y presentar juntos la declaración).

Sin embargo, antes de correr y entregar su viejo vehículo como parte del pago por un modelo más nuevo, considere estos costos ocultos que pueden agregar de manera potencial cientos – o miles – de dólares a la cuenta:

- Depreciación. Los automóviles nuevos generalmente pierden un 20 por ciento o más de su valor una vez que se sacan del lote. Por tanto, sobre un préstamo de $25000 con un 10 por ciento de descuento, usted automáticamente debería $22500 por un automóvil que bien podría valer sólo $20000. Si tuviera que venderlo repentinamente, ¿podría conseguir $2500 adicionales para cancelar el préstamo?

- Seguro. Asegurar un automóvil nuevo es generalmente mucho más costoso que hacerlo con vehículos más viejos. Antes de comprar, consulte con su compañía aseguradora sobre los cálculos de distintos modelos para comparar. Y solicite una cotización de cobertura de déficit, la cual pagará la diferencia entre el valor real en efectivo del vehículo (factoring en depreciación) y el saldo de su préstamo o de su arrendamiento, en caso de que el automóvil sea robado o totalmente destruido en un accidente.

- Impuestos y honorarios. Al calcular qué automóvil puede costear, no se olvide del impuesto a la venta y de los honorarios por el título, el registro y la patente, que podrían sumar desde cientos a varios miles de dólares, al precio de compra. Consulte al Departamento de vehículos automotor sobre las tasas de honorarios actuales.

- Su calificación crediticia. Una calificación crediticia sólida hará que califique para las mejores tasas de interés de grupos financieros, bancos y cooperativas de crédito que financian a los fabricantes de automóviles. Pero con tan sólo un crédito regular o mediocre, es probable que pague tasas más altas y que califique para límites más bajos de préstamos, si es que es elegible para alguno.

Antes de buscar financiación, revise sus informes crediticios para poder corregir errores, omisiones y actividades fraudulentas que pudieran tener una repercusión seria en su calificación crediticia. Puede ordenar un informe gratuito por año de cada una de las tres oficinas de crédito más importantes, en www.annualcreditreport.com .

En www.myfico.com puede comprar su calificación crediticia por $15 cada uno. O, para calcular gratuitamente su calificación crediticia, visite What's My Score, un programa de educación financiera administrado por Visa, Inc. (www.whatmyscore.org/estimator). El sitio también presenta consejos sobre cómo reparar calificaciones crediticias dañadas o no establecidas.

- Investigue. Investigue de antemano el precio de la factura (el costo del distribuidor, menos los incentivos) y negocie a partir de allí, en vez del negociar a partir del "precio de etiqueta" recomendado del fabricante. Investigue las cantidades de las facturas, en línea, en sitios tales como Kelly Blue Book  www.kbb.com , www.edmunds.com y www.cars.com .

- Canjes versus ventas separadas. Es posible que prefiera la conveniencia del canje de su viejo automóvil con el distribuidor, aunque probablemente obtenga más dinero si lo vende por su cuenta. Sólo asegúrese de tratarlo como una transacción separada una vez que haya acordado el precio de venta y los términos del préstamo.

Recuerde, hay muchas consideraciones con respecto a la compra de automóviles además del color y los paquetes opcionales, que tendrán repercusión en su balance financiero final.

 

La economía mundial se vuelve personal

Por Jason Alderman

Con simplemente sacudir sus alas, una mariposa en la selva tropical del Amazonas puede comenzar una reacción atmosférica en cadena que finalmente disparará un tornado en Texas; o así lo dice una explicación popular y altamente improbable sobre cómo las pequeñas acciones puede causar un efecto dominó más allá de sus dominios.

En este momento existe un "Efecto Mariposa" financiero que tiene lugar a lo largo del planeta: estamos viendo cómo las ejecuciones hipotecarias de la vivienda de los E.U. están impactando las economía de medio mundo y debido a que los trabajadores despedidos de sus trabajos aquí y en el extranjero están comprando menos artículos de lujo, las fábricas en China están cerrando.

Está claro que la "economía global" está aquí para quedarse, así que todos necesitamos aprender a anticipar y planear para el impacto que pueda sufrir nuestra economía a causa de eventos aparentemente no relacionados. Pero el reto que enfrentan muchas personas es cómo aprender más sobre finanzas personales (y globales) para poder protegerse a sí mismas.

Es por eso que hace varios años el Congreso designó oficialmente el mes de abril como el Mes de la Alfabetización Financiera. En las siguientes semanas, organizaciones alrededor del país patrocinarán eventos y proporcionarán material educativo diseñado para brindarle a la gente las herramientas que necesitan para establecer y mantener hábitos financieros personales sólidos.

Uno de dichos eventos es la Tercera Cumbre Anual sobre Educación y Alfabetización Financiera que será auspiciada por el Banco de la Reserva Federal de Chicago y Visa Inc. el 20 de abril del 2009. Esta mesa redonda accesible vía Internet sin costo reúne a un grupo internacional de expertos en política pública, agencias no lucrativas y del sector financiero para discutir los significativos retos económicos que enfrenta la gente de todas las edades en todo el mundo.

De acuerdo con Charles L. Evans, presidente y director ejecutivo del Banco de la Reserva Federal de Chicago, "La meta de la cumbre de este año es examinar cómo varias regiones del mundo enfocan la educación financiera y cómo, a raíz de la crisis mundial, podemos aplicar las mejores prácticas para asegurar que los consumidores tengan las herramientas y recursos necesarios para tomar sabias decisiones financieras".

Algunas de las preguntas clave que se tratarán en la cumbre de este año incluyen:

La cumbre será moderada por el experto personal financiero Jean Chatzky, el autor de mayor venta que sirve como editor financiero para el "Today Show" de la NBC y es colaborador en "The Oprah Winfrey Show". Para registrarse para ver la transmisión por Internet de esta importante cumbre, vaya a www.practicalmoneyskills.com/summit2009.

Mientras tanto, existen numerosos recursos que usted puede explotar para favorecer la educación financiera de usted y su familia, incluyendo:

No se ponga paranoico sobre las mariposas amazónicas pero ponga atención en lo que sucede en el mercado financiero global.

 

¿Qué significa el plan de estímulo económico para usted?

Por Jason Alderman

El plan de estímulo económico 2009 que firmó el Presidente Obama el 17 de febrero del 2009, es monumental, no sólo en costo ($787 mil millones) y en extensión (1070 páginas) sino también en términos del vasto número de programas de gasto y desgravación que toca, todo desde inversiones archimillonarias en infraestructura al recorte de impuestos a negocios, hasta pequeños incrementos en las prestaciones por desempleo.

Algunas provisiones tomarán años para tener efecto; otras lo tendrán casi inmediatamente. Aquí hay algunos datos sobresalientes sobre algunos programas que podrían impactarle directamente:

Crédito tributario de nómina. Los trabajadores recibirán créditos fiscales de $400 tanto para el año 2009 como para el 2010 ($800 para parejas casadas que tributen juntas). A diferencia de las devoluciones de impuestos del año pasado que se distribuyeron en sumas globales, estos créditos aparecerán probablemente como disminución de impuestos en los cheques de nómina, iniciando a partir de junio.

Los créditos disminuyen gradualmente para individuos con un ingreso bruto ajustado anual (IBA) arriba de los $75000 ($150000 para parejas casadas). Las personas que trabajan de manera independiente pueden reclamar su crédito cuando llenen su declaración de impuestos 2009 pero mientras tanto pueden disminuir los pagos restantes del impuesto estimado para el 2009 como consecuencia.

Crédito tributario para jubilados. Aquellos que reciban seguro social, prestaciones de jubilación del ferrocarril, prestaciones de veteranos y prestaciones de jubilación del gobierno recibirán un subsidio de $250, empezando en mayo.

Ayuda para el desempleo. Las prestaciones de seguro de desempleo se incrementan en $25 a la semana y la elegibilidad se extiende a 46 semanas. Los primeros $2400 en prestaciones del 2009 no están sujetos a impuestos federales. También los pagos de cupones de alimento a las familias de bajos recursos se están incrementando en un 13.6 por ciento.

Seguro médico. Para aquellos despedidos entre el 1 de septiembre del 2008 y el 31 de diciembre del 2009, que conserven el plan de seguro médico de su antiguo empleador por medio de COBRA, el gobierno pagará el 65% del costo hasta por nueve meses. No se preocupe si usted no eligió COBRA antes que se aprobara la ley; su antiguo empleador deberá notificarle sobre su elegibilidad y entonces usted tendrá hasta 60 días para darse de alta en la cobertura que tendrá efecto a partir del 1 de marzo del 2009.

Compra de casa. Las personas que compren casa por primera vez califican para un crédito tributario de hasta $8000 en casas compradas entre el 1 de enero del 2009 y el 1 de diciembre del 2009 (nota: no el 31 de diciembre), disminuyendo gradualmente para aquellos con IBA arriba de $75 mil ($150 mil /casados). A diferencia del crédito inmobiliario del año pasado, este no tiene que reembolsarse en 15 años, aunque usted perderá el crédito y tendrá que pagarlo si vende su casa en un plazo de tres años.

Compra de autos nuevos. Si usted compra un carro nuevo (no usado), camioneta, vehículo de recreo o una motocicleta entre el 17 de febrero y el 31 de diciembre del 2009, puede deducir las ventas estatales y locales e impuestos sobre artículos de uso y consumo en hasta los primeros $49500 del precio de venta. Esta deducción "por encima de la línea" (en el entendido que puede aplicarse incluso si no se especifican deducciones) disminuye gradualmente para un IBA por encima de los $125 mil ($250 mil /casados)

Crédito tributario por hijos. El tope de ingresos para calificar para reclamar el crédito tributario por hijos en los impuestos sobre ingresos federales ha disminuido en el 2009 y 2010 de $8500 a $3000. Esto permitirá que más familias de bajos recursos reclamen el crédito, el cual tiene un valor de hasta $1000 por niño.

Mejoras para la eficiencia de energía en el hogar. El crédito tributario para hacer ciertas mejoras para ser más eficiente la energía en el hogar (tales como aire acondicionado central, calderas, ventanas, calentadores de agua) se incrementó de un 10 a un 30 por ciento para el 2009 y el 2010, hasta un máximo de $1500.

Probablemente sería una buena idea consultar con su especialista de impuestos o a su consejero financiero para asegurarse aprovechar al máximo estos nuevos beneficios fiscales.

 

Estrategias para la supervivencia financiera durante un despido

Por Jason Alderman

Si alguna vez fue despedido, sabe lo paralizante que puede ser preocuparse por qué hacer después. Debido a que es probable que no encuentre un nuevo puesto inmediatamente, a continuación le brindamos varios pasos que debe seguir de inmediato para protegerse financieramente.

Investigue sobre los beneficios por despido. A pesar de que su empleador no está obligado a proporcionar los beneficios por despido a menos que no sean parte de un acuerdo de empleo, no hace ningún daño preguntar. Es prudente conocer las políticas de despido de su compañía por adelantado como una base para las negociaciones.

Los beneficios por despido pueden incluir:

Solicite los beneficios para desempleados. Según la duración de su empleo y otros factores, puede calificar para los pagos del seguro por desempleo. El período de espera se basa en cuándo presenta la solicitud, no cuándo pierde su trabajo, así que solicítelo inmediatamente. Según el proyecto de ley de incentivos recientemente aprobado, los beneficios por desempleo han aumentado en $25 por semana y la elegibilidad se prolonga a 46 semanas. También, los primeros $2400 en beneficios del 2009 no están sujetos al impuesto federal sobre los ingresos.

Reduzca los gastos. A menos que haya acumulado ahorros de emergencia considerables, puede quedarse corto de efectivo y tener dificultades para pagar las cuentas. Analice su presupuesto con cuidado, haga un seguimiento de todos los gastos y busque recortar los no esenciales (vehículos innecesarios, salir a comer, ir al cine y teatro, ropa nueva, etc.).

Administre sus cuentas. Habitualmente, hacer pagos adicionales de una hipoteca, préstamo y tarjeta de crédito es una gran estrategia financiera, pero si enfrenta el desempleo, es probable que tenga sentido reducir los pagos para aumentar sus ahorros disponibles para pagar las cuentas. Sin embargo, siempre realice al menos pagos mínimos –a tiempo– para evitar riesgos de daños a su calificación crediticia.

Busque un ingreso adicional. Considere alquilar una habitación vacía, vender artículos que no son necesarios o tomar un trabajo de medio tiempo. Sin embargo, tenga en cuenta que el ingreso de un trabajo de medio tiempo puede tener impacto sobre sus beneficios de desempleo, así que examine las reglas con cuidado.

Proteja su plan 401(k). Tiene varias opciones para el saldo del 401(k) después de un despido:

A pesar de que la última opción puede parecer tentadora, especialmente si tiene poco efectivo, casi nunca es una buena idea. No sólo reducirán significativamente los ahorros de la jubilación, sino que también enfrentará consecuencias impositivas severas: adeudará el impuesto a las ganancias federal (y posiblemente estatal) sobre el monto, además de una multa por retiro anticipado de 10 por ciento a menos que tenga más de 55 años de edad o esté discapacitado. También note que los préstamos extraordinarios del 401(k) se deben devolver, generalmente dentro de los 30 días o enfrentará el pago de impuestos y la multa por distribución anticipada si tiene menos de 59 ½ años de edad. Para obtener más información sobre las consecuencias financieras de las distribuciones del 401(k), consulte a un profesional en finanzas.

 

Consejos de ahorro para adultos de la tercera edad

Por Jason Alderman

Gracias a la economía tambaleante, la mayoría del ahorro de la gente por jubilación ha sufrido de una paliza en el último año. De hecho, muchas personas se han visto obligadas a posponer la jubilación debido a la disminución de sus ahorros. Y los que ya se han jubilado, sin duda, han notado que su dinero no va tan lejos debido a los aumentos en materia de vivienda, alimentos, servicios públicos, medicamentos y prácticamente en todo lo demás.

Incluso los observadores económicos más optimistas no anticipan que las cosas vayan a mejorar significativamente en un futuro próximo, por lo que es el momento de apretar el cinturón. Aquí hay algunas áreas en las que los jubilados y los aspirantes a jubilación pueden estirar sus dólares y reducir el gasto:

- Pagar la deuda. Enliste su tarjeta de crédito pendiente de pago y los saldos de préstamos por tipo de interés y pague primeramente aquellos con las tasas de interés más alta, de ese modo reducirá el importe de los intereses que usted paga en general. Y siempre realice a tiempo por lo menos el pago mínimo de cada cuenta para evitar dañar su crédito el cual podría incrementar su tasa de interés.

- Gastos médicos. Si su programa de asistencia médica u otro seguro de salud no cubren un gasto médico específico, pregunte a la oficina del médico acerca de los descuentos para el pago en efectivo. Además, explore el uso de medicamentos genéricos y, revise si su plan ofrece descuentos sobre pedidos por varios meses de medicamentos de rutina enviados por correo al mismo tiempo.

- Seguro. Para bajar las primas mensuales, considere elevar las cantidades deducibles sobre su seguro de casa, auto y por arrendamiento. Además, generalmente las tasas se reducen al llegar a la edad de 50 o 55 años, especialmente si usted toma un curso defensivo de manejo, así que asegúrese de preguntar.

- Programas de gobierno. Muchos beneficios patrocinados por el gobierno, subvenciones y programas de ayuda financiera existen para ayudar a las familias de bajos ingresos, personas de la tercera edad y algunos otros para pagar sus cuentas, incluyendo:

LIHEAP, Programa de Asistencia de Energía los Hogares de Bajos Ingresos, que ofrece subvenciones para ayudar a pagar facturas de servicios públicos. Para ver si usted califica, vaya a www.acf.hhs.gov/programs/ocs/liheap .

Además, consulte con su compañía proveedora de agua, recolección de basura, teléfono y televisión por cable para ver si ofrecen descuentos para personas de la tercera edad, familias de bajos ingresos o los discapacitados. Las normas varían, pero lo más probable es que deberá proporcionar prueba de su edad, ingresos o estado de discapacidad con el fin de poder calificar.

SNAP, el USDA Programa de Asistencia de Nutrición Suplementaria (anteriormente conocida como estampillas de comida), ayuda a millones de estadounidenses de bajos ingresos a comprar alimentos nutritivos cada mes. Visite www.fns.usda.gov/snap para conocer los requisitos para calificar.

Programa de Asistencia Sanitaria a Personas sin Recursos (Medicaid). Muchas personas no aseguradas que aún no reúnen los requisitos necesarios para obtener el Programa de Asistencia Médica para adultos mayores de 65 años (Medicare) pueden obtener la cobertura médica a través de programas de Medicaid administrados por el Estado. Para obtener más información, visite www.cms.hhs.gov/MedicaidGenInfo .

Alquiler de asistencia para familias de bajos ingresos está disponible a través de varios programas del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano, así como otras agencias estatales y locales (vea www.hud.gov/renting/index.cfm para más detalles).

Vaya a www.usa.gov/Citizen/Topics/Benefits.shtml para una visión de conjunto de programas adicionales de ayuda.

Descuentos para adultos de la tercera edad. Antes de comprar cualquier cosa, pregunte si ofrecen descuentos a personas de la tercera edad. Pregunte siempre al comienzo de la operación, esperar hasta que le hayan preparado la cuenta puede ser demasiado tarde. Sin embargo, una precaución; las tarifas para adultos de la tercera edad en aerolíneas, hoteles, agencias de alquiler de coches y otros negocios relacionados con los viajes no son siempre la opción disponible más barata, así que revise sus sitios web o pídale a un representante telefónico por las tarifas más bajas disponibles antes de solicitar la tarifa para adultos de la tercera edad.

Verifique su afiliación. Organizaciones como la AARP, la AAA y emisores de tarjetas de crédito suelen ofrecer descuentos en varios artículos y lugares de interés. Visite sus sitios web o correo regular para nuevas ofertas.

 

Evitar costosas sanciones por retraso en la declaración de impuestos

Por Jason Alderman

Esté prevenido: La temporada de impuesto sobre la renta está sobre nosotros. El dejar las cosas para más tarde probablemente nunca es algo bueno, pero cuando se trata de Hacienda Pública (IRS), puede ser francamente caro. Para ayudarlo a mantener el rumbo, he recopilado algunas sugerencias que le pueden ahorrar un dolor de última hora así como dinero:

Cumpla con los plazos del IRS. Asegúrese de presentar su declaración de impuestos 2008 vía papel o electrónica a más tardar el 15 de abril, de lo contrario, usted puede incurrir en una multa por presentación tardía que es generalmente el 5 por ciento de los impuestos adeudados, parcial o total por mes, más los intereses.

Siempre y cuando cumpla con la fecha límite de presentación, aunque sólo sea para pedir una prórroga, la pena mensual se reduce al 0.5 por ciento, más los intereses. Póngase en contacto con el IRS antes de tiempo si es que no le va a ser posible pagar sus impuestos a tiempo, incluso podrían no aplicarle las sanciones dependiendo de sus circunstancias. Llame al 800-829-1040 o visite www.irs.gov para más información.

Declaraciones de impuestos trimestrales. Si usted presenta declaraciones estimadas de impuestos trimestrales (como muchos jubilados y trabajadores por cuenta propia lo hacen), el 15 de abril es también el plazo para hacer su pago de impuestos estimado del primer trimestre del 2009, incluso si presenta la declaración 2008 hasta finales de año.

Conozca los cambios en el código fiscal. Como de costumbre, hay muchos cambios en el código fiscal para el 2008. Visite la sección "Central 1040" en el sitio Web del IRS (www.irs.gov/individuals) para obtener más información.

Algunos aspectos destacados de los cambios para 2008:

Solicite ayuda. Si el cálculo de sus propios impuestos o es demasiado confuso o le quita mucho tiempo, considere la contratación de un profesional. Un preparador de impuestos astuto le podría ahorrar un dineral al encontrar créditos ocultos o deducciones. Si el costo es un problema, existen varias opciones gratuitas disponibles para las personas de la tercera edad, militares y contribuyentes de medianos y bajos ingresos:

Evite errores comunes. Las personas que actúan con prisa con frecuencia llenan incorrectamente, ilegible o incompleta la información de identificación, olvidan firmar y fechar la declaración, no anexan la documentación y formatos complementarios necesarios o cometen errores matemáticos. Vuelva a revisar todo dos veces.

Por último, hágase un favor a usted mismo y empiece ahora organizando sus documentos para el 2009 de tal forma que no tenga que codificar la próxima primavera. El sitio Visa de manejo de finanzas personales sin costo, Habilidades Prácticas Monetarias para la Vida, le ofrece una herramienta interactiva descargable llamada My Planeador de Presupuesto para ayudarle a clasificar y hacer seguimiento de ingresos y gastos (www.practicalmoneyskills.com/mybudget).

 

Clima crediticio ajustado requiere vigilancia cuidadosa

Por Jason Alderman

Como lo sabe cualquier persona que recientemente haya solicitado un préstamo nuevo, a menos que usted tenga un historial de crédito enchapado en oro, es posible que le sea muy difícil conseguir un préstamo. Aun así, muchos consumidores de 24 quilates están siendo rechazados. Los prestamistas han reaccionado ante sus propias dificultades para obtener acceso al crédito (y también ante un alza en la morosidad de los consumidores) ajustando aun más sus criterios para prestar.

Ahora más que nunca le conviene vigilar cuidadosamente su calificación de crédito y evitar acciones que puedan provocar tasas de interés más altas, cuentas de crédito canceladas, o límites de crédito reducidos, todos los cuales pueden bajar las calificaciones.

Unas cuantas precauciones:

Revise sus informes y calificaciones de crédito. Los tres burós de informes crediticios principales (Equifax, Experian y TransUnion) hacen un seguimiento de su historial de crédito y recopilan informes de crédito que brindan un resumen sobre su comportamiento crediticio. También usan esa información para crear calificaciones de crédito de tres dígitos que les sirven a los prestamistas (y a potenciales arrendadores y empleadores) para determinar si usted es un riesgo crediticio aceptable.

Es vital conocer la información que aparece en su informe crediticio ya que los errores, las omisiones y la actividad fraudulenta pueden tener un impacto serio sobre su calificación. En una encuesta reciente de tarjeta habientes de Visa Inc., casi la mitad dijeron que revisaban su calificación una vez al año o más a menudo y el 18 por ciento cada algunos años. Pero, alarmantemente, el 30 por ciento jamás ha verificado su calificación crediticia. Eso es el equivalente financiero de manejar con los ojos cerrados.

Usted puede pedir un informe de crédito anual gratis de cada buró en www.annualcreditreport.com. También puede comprar copias de sus calificaciones de crédito por aproximadamente $15 cada uno en www.myfico.com

También puede hacer un estimado de su calificación con el nuevo Estimador de Calificaciones FICO en What's My Score (¿Cuál es mi calificación?), un programa de educación financiera ofrecida por Visa (www.whatsmyscore.org/estimator.) El sitio también tiene consejos sobre como reparar calificaciones de crédito dañadas o no sólidas.

Conozca lo que miden las calificaciones de crédito. La encuesta de Visa también descubrió algunas ideas equivocadas con respecto a los factores con impacto sobre su calificación de crédito. La enorme mayoría de las personas correctamente identificaron factores medibles como el historial de pago de facturas, niveles actuales de deuda e intereses sobre la deuda actual. Sin embargo, alrededor de uno de cada cuatro creían incorrectamente que la raza, el sexo y el origen nacional también desempeñan un papel.

Básicamente, existen cinco factores que determinan su calificación de crédito: el historial de pagos, el monto de su deuda, la antigüedad del historial de crédito, cuentas de crédito abiertas recientemente y tipos de crédito que se usan. Las calificaciones toman en cuenta tanto la información positiva como la negativa en cada categoría, pero se pueden ponderar los factores de forma diferente según sus circunstancias individuales.

Lea su correo. Los términos que rigen sus cuentas de crédito, incluyendo tasas de interés, límites de crédito y plazos de pago están sujetos a cambio con aviso por adelantado. Así que lea toda correspondencia que le llegue de prestamistas o tiendas donde tenga cuentas de crédito, aunque pareciera ser correo para la basura. Para estar seguro, puede revisar sus estados de cuenta mensuales o llamar a cada prestamista para verificar los términos.

Algunos consejos adicionales

Es esencial saber donde su crédito está hoy, para que pueda corregir cualquier infortunio antes de que tenga un impacto sobre sus posibilidades de sacar préstamos con términos favorables en el futuro.

 

 

Nota: La opinión de los columnistas no necesariamente es la opinión de éste medio de comunicación. Las opiniones son de pura y exclusiva responsabilidad del columnista.

                                                                     Portada - Locales - Nacionales - México - Latinoamérica - Editorial - Espectáculos                                             

 Acerca de Nosotros - Publicidad - Su opinión

CRÓNICAS - Copyright © 2006-2014 - Todos los derechos reservados.